Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Eclesiastés 8:1 - Biblia al día 1989

Eclesiastés 8:1

¿Quién como el sabio? ¿Quién conoce las respuestas? La sabiduría del hombre hace que resplandezca su rostro y se ablanden sus facciones.

Ver Capítulo

Eclesiastés 8:1 - Reina Valera 1960

¿Quién como el sabio? ¿y quién como el que sabe la declaración de las cosas? La sabiduría del hombre ilumina su rostro, y la tosquedad de su semblante se mudará.

Ver Capítulo

Eclesiastés 8:1 - Traducción en Lenguaje Actual

No hay quien pueda compararse al sabio, ni quien sepa todas las respuestas. El que es sabio siempre se ve sonriente y amable.

Ver Capítulo

Eclesiastés 8:1 - Nueva Version Internacional

¿Quién como el sabio? ¿Quién conoce las respuestas? La sabiduría del hombre hace que resplandezca su rostro y se ablanden sus facciones.

Ver Capítulo

Eclesiastés 8:1 - Biblia de las Americas

¿Quién es como el sabio? ¿Y quién otro sabe la explicación de un asunto? La sabiduría del hombre ilumina su faz y hace que la dureza de su rostro cambie.

Ver Capítulo

Eclesiastés 8:1 - Dios habla hoy

¿Quién puede compararse al sabio? ¿Quién conoce el sentido de las cosas? La sabiduría ilumina la cara del hombre; hace que cambie su duro semblante.

Ver Capítulo

Eclesiastés 8:1 - Nueva Traducción Viviente

Qué maravilloso es ser sabio, poder analizar e interpretar las cosas. La sabiduría ilumina el rostro de una persona, suaviza la dureza de sus facciones.

Ver Capítulo

Eclesiastés 8:1 - Palabra de Dios para Todos

Nadie puede entender o explicar las cosas como lo hace un sabio. Su sabiduría lo hace feliz y hace que a uno le cambie el rostro de triste a contento.

Ver Capítulo

Eclesiastés 8:1 - Biblia de Jerusalén 1998

¿Quién como el sabio? ¿Quién otro sabe explicar una cosa? La sabiduría ilumina el rostro del hombre, y transfigura sus facciones severas.

Ver Capítulo

Eclesiastés 8:1 - Kadosh Israelita Mesiánica

¿Quién conoce al sabio? ° ¿Quién más sabe la interpretación de un dicho? ° La sabiduría de un hombre ilumina el semblante, ° pero un hombre desvergonzado, su semblante será odiado. °

Ver Capítulo