Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Eclesiastés 5:2 - Biblia al día 1989

Eclesiastés 5:2

No te apresures,ni con la boca ni con la mente,a proferir ante Dios palabra alguna;él está en el cielo y tú estás en la tierra.Mide, pues, tus palabras.

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:2 - Reina Valera 1960

No te des prisa con tu boca, ni tu corazón se apresure a proferir palabra delante de Dios; porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras.

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:2 - Traducción en Lenguaje Actual

Ante Dios, piensa bien lo que vas a decir, pues Dios es más poderoso que tú.

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:2 - Nueva Version Internacional

No te apresures, ni con la boca ni con la *mente, a proferir ante Dios palabra alguna; él está en el cielo y tú estás en la tierra. Mide, pues, tus palabras.

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:2 - Biblia de las Americas

No te des prisa en hablar, ni se apresure tu corazón a proferir palabra delante de Dios. Porque Dios está en el cielo y tú en la tierra; por tanto sean pocas tus palabras.

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:2 - Dios habla hoy

No te apresures, ni con los labios ni con el pensamiento, a hacer promesas a Dios, pues Dios está en el cielo y tú en la tierra. Por eso, habla lo menos que puedas,

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:2 - Nueva Traducción Viviente

* No hagas promesas a la ligera y no te apresures a presentar tus asuntos delante de Dios. Después de todo, Dios está en el cielo, y tú estás aquí en la tierra. Por lo tanto, que sean pocas tus palabras.

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:2 - Palabra de Dios para Todos

Ten cuidado cuando le hagas promesas a Dios, mide tus palabras. No dejes que tus sentimientos te hagan hablar sin pensar. Dios está en el cielo y tú en la tierra, así que sé breve, porque como dice el dicho:

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:2 - Biblia de Jerusalén 1998

Las muchas preocupaciones afloran en los sueños, y en las muchas palabras la voz del necio.

Ver Capítulo

Eclesiastés 5:2 - Kadosh Israelita Mesiánica

No hables impulsivamente – que tu corazón no esté apurado ° para dar voz a tus palabras delante de Elohim. ° Porque Elohim está en el cielo, y tú estás en la tierra; ° así que deja que tus palabras sean pocas. °

Ver Capítulo