Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Eclesiastés 2:11 - Biblia al día 1989

Eclesiastés 2:11

Consideré luego todas mis obras y el trabajo que me había costado realizarlas, y vi que todo era absurdo, un correr tras el viento, y que ningún provecho se saca en esta vida.

Ver Capítulo

Eclesiastés 2:11 - Reina Valera 1960

Miré yo luego todas las obras que habían hecho mis manos, y el trabajo que tomé para hacerlas; y he aquí, todo era vanidad y aflicción de espíritu, y sin provecho debajo del sol.

Ver Capítulo

Eclesiastés 2:11 - Traducción en Lenguaje Actual

Luego me puse a pensar en todo lo que había hecho, y en todo el trabajo que me había costado hacerlo, y me di cuenta de que nada de esto tenía sentido; todo había sido como querer atrapar el viento. ¡En esta vida nadie saca ningún provecho!

Ver Capítulo

Eclesiastés 2:11 - Nueva Version Internacional

Consideré luego todas mis obras y el trabajo que me había costado realizarlas, y vi que todo era absurdo, un correr tras el viento, y que ningún provecho se saca en esta vida.

Ver Capítulo

Eclesiastés 2:11 - Biblia de las Americas

Consideré luego todas las obras que mis manos habían hecho y el trabajo en que me había empeñado, y he aquí, todo era vanidad y correr tras el viento, y sin provecho bajo el sol.

Ver Capítulo

Eclesiastés 2:11 - Dios habla hoy

Me puse luego a considerar mis propias obras y el trabajo que me había costado realizarlas, y me di cuenta de que todo era vana ilusión, un querer atrapar el viento, y de que no hay nada de provecho en este mundo.

Ver Capítulo

Eclesiastés 2:11 - Nueva Traducción Viviente

pero al observar todo lo que había logrado con tanto esfuerzo, vi que nada tenía sentido, era como perseguir el viento. No había absolutamente nada que valiera la pena en ninguna parte.

Ver Capítulo

Eclesiastés 2:11 - Palabra de Dios para Todos

Pero cuando consideré todo lo que había logrado con el fruto de mis esfuerzos, me di cuenta de que nada tenía sentido, que era como agarrar el viento y que uno no gana nada con lo que hace bajo el sol.

Ver Capítulo

Eclesiastés 2:11 - Biblia de Jerusalén 1998

Consideré entonces todas las obras de mis manos y lo mucho que me fatigué haciéndolas, y vi que todo es vanidad y atrapar vientos, y que ningún provecho se saca bajo el sol.

Ver Capítulo

Eclesiastés 2:11 - Kadosh Israelita Mesiánica

Luego miré a todo lo que mis manos habían logrado y en la obra que yo había trabajado; y contemplé que todo era vanidad y rebeldía de ruaj, y que no hay nada ventajoso debajo del cielo. °

Ver Capítulo