Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Deuteronomio 2:30 - Biblia al día 1989

Deuteronomio 2:30

»Pero Sijón, rey de Hesbón, se negó a dejarnos pasar por allí, porque el Señor nuestro Dios había ofuscado su espíritu y endurecido su corazón, para hacerlo súbdito nuestro, como lo es hasta hoy.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:30 - Reina Valera 1960

Mas Sehón rey de Hesbón no quiso que pasásemos por el territorio suyo; porque Jehová tu Dios había endurecido su espíritu, y obstinado su corazón para entregarlo en tu mano, como hasta hoy.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:30 - Traducción en Lenguaje Actual

»Pero el rey Sihón no nos dejó pasar, pues nuestro Dios hizo que se negara. Dios me dijo entonces que a partir de ese momento dominaríamos a Sihón, y que de inmediato debíamos entrar en su territorio y conquistarlo. »Sihón salió con su ejército para luchar contra nosotros en Jahas, pero Dios nos dio la victoria. Conquistamos todas sus ciudades y las destruimos por completo, acabamos con todos sus habitantes, y sólo nos quedamos con el ganado y los objetos de valor. Ninguna de sus ciudades resistió nuestro ataque; a todas ellas las destruimos, comenzando por la ciudad de Aroer, que está en ambos lados del río Arnón, y terminando por la ciudad de Galaad. Hasta la fecha seguimos dominándolos.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:30 - Nueva Version Internacional

"Pero Sijón, rey de Hesbón, se negó a dejarnos pasar por allí, porque el Señor nuestro Dios había ofuscado su espíritu y endurecido su *corazón, para hacerlo súbdito nuestro, como lo es hasta hoy.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:30 - Biblia de las Americas

Pero Sehón, rey de Hesbón, no quiso dejarnos pasar por su tierra porque el SEÑOR tu Dios endureció su espíritu e hizo obstinado su corazón, a fin de entregarlo en tus manos, como lo está hoy.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:30 - Dios habla hoy

"Pero el rey Sihón no quiso dejarnos pasar por su tierra, porque el Señor, el Dios de ustedes, hizo que se negara rotundamente a ello, con el fin de ponerlo en manos de ustedes, como todavía lo está hoy.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:30 - Nueva Traducción Viviente

»Pero Sehón, rey de Hesbón, no nos permitió cruzar, porque el SEÑOR Dios de ustedes hizo que Sehón se pusiera terco y desafiante, a fin de ayudarlos a derrotarlo, tal como lo hizo.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:30 - Palabra de Dios para Todos

Pero el rey Sijón de Hesbón se negó a dejarnos cruzar por su tierra, porque el Señor tu Dios lo volvió terco de espíritu y endureció su corazón para ponerlo bajo tu control (como lo está ahora).

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:30 - Biblia de Jerusalén 1998

Pero Sijón, rey de Jesbón, no quiso dejarnos pasar por allí, porque Yahvé tu Dios le había empedernido el espíritu y endurecido el corazón, a fin de sometértelo, como sigue todavía hoy.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:30 - Kadosh Israelita Mesiánica

"Pero Sijon rey de Heshbon no nos quiso dejar pasar por su territorio, porque YAHWEH nuestro Elohim había endurecido su ruaj y lo hizo testarudo, para que lo pudiera entregar a ustedes, como es el caso hoy.

Ver Capítulo