Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Daniel 2:38 - Biblia al día 1989

Daniel 2:38

Además, ha puesto en tus manos a la humanidad entera, a las bestias del campo y a las aves del cielo. No importa dónde vivan, Dios ha hecho de ti el gobernante de todos ellos. ¡Tú eres la cabeza de oro!

Ver Capítulo

Daniel 2:38 - Reina Valera 1960

Y dondequiera que habitan hijos de hombres, bestias del campo y aves del cielo, él los ha entregado en tu mano, y te ha dado el dominio sobre todo; tú eres aquella cabeza de oro.

Ver Capítulo

Daniel 2:38 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Daniel 2:38 - Nueva Version Internacional

Además, ha puesto en manos de Su Majestad a la *humanidad entera, a las bestias del campo y a las aves del cielo. No importa dónde vivan, Dios ha hecho de Su Majestad el gobernante de todos ellos. ¡Su Majestad es la cabeza de oro!

Ver Capítulo

Daniel 2:38 - Biblia de las Americas

y dondequiera que habiten los hijos de los hombres, las bestias del campo o las aves del cielo, El los ha entregado en tu mano y te ha hecho soberano de todos ellos; tú eres la cabeza de oro.

Ver Capítulo

Daniel 2:38 - Dios habla hoy

y el dominio sobre todos los lugares habitados por hombres, animales y aves; él lo ha puesto todo bajo el poder de Su Majestad, que es la cabeza de oro.

Ver Capítulo

Daniel 2:38 - Nueva Traducción Viviente

Dios lo ha puesto como gobernante sobre todo el mundo habitado y le ha dado dominio aun sobre las aves y los animales salvajes. Usted es la cabeza de oro.

Ver Capítulo

Daniel 2:38 - Palabra de Dios para Todos

Dios lo ha puesto al mando de los hombres, de los animales salvajes y de las aves del cielo. Usted es esa cabeza de oro de la estatua.

Ver Capítulo

Daniel 2:38 - Biblia de Jerusalén 1998

te ha sometido los hijos de los hombres, las bestias del campo y las aves del cielo, dondequiera que habiten, y te ha hecho soberano de ellos, tú eres la cabeza de oro.

Ver Capítulo

Daniel 2:38 - Kadosh Israelita Mesiánica

así que dondequiera que los hijos de hombre habiten, y El ha dado en tu mano los animales salvajes del campo y las aves en el aire y los peces en el mar, y El ha hecho de ti señor de todo.

Ver Capítulo