x

Biblia Online

Anuncios


Daniel 2:34 - Biblia al día 1989

Daniel 2:34

De pronto, y mientras contemplabas la estatua, una roca que nadie desprendió vino y golpeó los pies de hierro y barro de la estatua, y los hizo pedazos.

Ver Capítulo

Daniel 2:34 - Reina Valera 1960

Estabas mirando, hasta que una piedra fue cortada, no con mano, e hirió a la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido, y los desmenuzó.

Ver Capítulo

Daniel 2:34 - Traducción en Lenguaje Actual

»Mientras Su Majestad contemplaba la estatua, una piedra que nadie arrojó vino rodando, golpeó a la estatua en los pies, ¡y la estatua se vino abajo!

Ver Capítulo

Daniel 2:34 - Nueva Version Internacional

De pronto, y mientras Su Majestad contemplaba la estatua, una roca que nadie desprendió vino y golpeó los pies de hierro y barro de la estatua, y los hizo pedazos.

Ver Capítulo

Daniel 2:34 - Nueva Versión Internacional 1999

De pronto, y mientras Su Majestad contemplaba la estatua, una roca que nadie desprendió vino y golpeó los pies de hierro y barro de la estatua, y los hizo pedazos.

Ver Capítulo

Daniel 2:34 - Biblia de las Americas

Estuviste mirando hasta que una piedra fue cortada sin ayuda de manos, y golpeó la estatua en sus pies de hierro y de barro, y los desmenuzó.

Ver Capítulo

Daniel 2:34 - Dios habla hoy

Mientras Su Majestad la estaba mirando, de un monte se desprendió una piedra, sin que nadie la empujara, y vino a dar contra los pies de la estatua y los destrozó.

Ver Capítulo

Daniel 2:34 - Kadosh Israelita Mesiánica

Mientras tú mirabas, una piedra fue cortada sin ninguna mano humana, golpeó la estatua en sus pies hechos de hierro y barro y totalmente los redujo a polvo.[13]

Ver Capítulo

Daniel 2:34 - Nueva Traducción Viviente

Mientras usted observaba, una roca de una montaña fue cortada, pero no por manos humanas. La roca golpeó los pies de hierro y barro, y los hizo pedazos.

Ver Capítulo

Daniel 2:34 - La Biblia del Oso  RV1569

Eſtauas mirando, haſta que vna piedra fue cortada no con manos, laqual hirió à la ymagen en ſus pies de hierro y de barro cozido, y los deſmenuzó.

Ver Capítulo