Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Daniel 1:5 - Biblia al día 1989

Daniel 1:5

El rey les asignó raciones diarias de la comida y del vino que se servía en la mesa real. Su preparación habría de durar tres años, después de lo cual entrarían al servicio del rey.

Ver Capítulo

Daniel 1:5 - Reina Valera 1960

Y les señaló el rey ración para cada día, de la provisión de la comida del rey, y del vino que él bebía; y que los criase tres años, para que al fin de ellos se presentasen delante del rey.

Ver Capítulo

Daniel 1:5 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Daniel 1:5 - Nueva Version Internacional

El rey les asignó raciones diarias de la comida y del vino que se servía en la mesa real. Su preparación habría de durar tres años, después de lo cual entrarían al servicio del rey.

Ver Capítulo

Daniel 1:5 - Biblia de las Americas

El rey les asignó una ración diaria de los manjares del rey y del vino que él bebía, y mandó que los educaran por tres años, al cabo de los cuales entrarían al servicio del rey.

Ver Capítulo

Daniel 1:5 - Dios habla hoy

Nabucodonosor ordenó también que a esos jóvenes se les diera todos los días de los mismos alimentos y vinos que a él le servían, y que los educaran durante tres años, al cabo de los cuales quedarían a su servicio.

Ver Capítulo

Daniel 1:5 - Nueva Traducción Viviente

El rey les asignó una ración diaria de la comida y del vino que provenían de su propia cocina. Debían recibir entrenamiento por tres años y después entrarían al servicio real.

Ver Capítulo

Daniel 1:5 - Palabra de Dios para Todos

El rey les asignó una ración diaria de su propia comida. Serían educados durante tres años y luego quedarían al servicio del rey.

Ver Capítulo

Daniel 1:5 - Biblia de Jerusalén 1998

El rey les asignó una ración diaria de la comida del rey y del vino de su mesa. Deberían ser educados durante tres años, al cabo de los cuales entrarían al servicio del rey.

Ver Capítulo

Daniel 1:5 - Kadosh Israelita Mesiánica

El rey les asignó una porción diaria de la mesa del rey y del vino que él bebía, y dio órdenes de nutrirlos de esta forma por tres años. Al final de este tiempo, ellos tenían que pararse delante del rey. [6]

Ver Capítulo