x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Apocalipsis 13:15 - Biblia al día 1989

Apocalipsis 13:15

Se le permitió infundir vida a la imagen de la primera bestia, para que hablara y mandara matar a quienes no adoraran la imagen.

Ver Capítulo

Apocalipsis 13:15 - Reina Valera 1960

Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase.

Ver Capítulo

Apocalipsis 13:15 - Traducción en Lenguaje Actual

Dios permitió que el segundo monstruo le diera vida a la estatua del primer monstruo, para que pudiera hablar. Todos los que no adoraban la imagen del primer monstruo eran condenados a muerte.

Ver Capítulo

Apocalipsis 13:15 - Nueva Version Internacional

Se le permitió infundir vida a la imagen de la primera bestia, para que hablara y mandara matar a quienes no adoraran la imagen.

Ver Capítulo

Apocalipsis 13:15 - Nueva Versión Internacional 1999

Se le permitió infundir vida a la imagen de la primera bestia, para que hablara y mandara matar a quienes no adoraran la imagen.

Ver Capítulo

Apocalipsis 13:15 - Biblia de las Americas

Se le concedió dar aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen de la bestia también hablara e hiciera dar muerte a todos los que no adoran la imagen de la bestia.

Ver Capítulo

Apocalipsis 13:15 - Dios habla hoy

y al segundo monstruo se le dio el poder de dar vida a la imagen del primer monstruo, para que aquella imagen hablara e hiciera matar a todos los que no la adorasen.

Ver Capítulo

Apocalipsis 13:15 - Kadosh Israelita Mesiánica

Le fue permitido infundir aliento en la imagen de la bestia, de modo que la imagen de la bestia pudiera hasta hablar; y se le permitió que matara a todo el que no adorara la imagen de la bestia.

Ver Capítulo

Apocalipsis 13:15 - Nueva Traducción Viviente

Luego se le permitió dar vida a esa estatua para que pudiera hablar. Entonces la estatua de la bestia ordenó que todo el que se negara a adorarla debía morir.

Ver Capítulo

Apocalipsis 13:15 - La Biblia del Oso  RV1569

Y fuele dado q̃ dieße eſpiritu à la ymagen de la beſtia, y q̃ la ymagen de la beſtia hable, y hará q̃ qualeſquiera que no adoraren la ymagen de la beſtia, ſean muertos.

Ver Capítulo