x

Biblia Online

Anuncios


2 Timoteo 2:10 - Biblia al día 1989

2 Timoteo 2:10

Así que todo lo soporto por el bien de los elegidos, para que también ellos alcancen la gloriosa y eterna salvación que tenemos en Cristo Jesús.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:10 - Reina Valera 1960

Por tanto, todo lo soporto por amor de los escogidos, para que ellos también obtengan la salvación que es en Cristo Jesús con gloria eterna.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:10 - Traducción en Lenguaje Actual

Por esa razón soporto toda clase de sufrimientos, para que los que Dios ha elegido se salven y reciban la vida eterna que Cristo ofrece junto a Dios.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:10 - Nueva Version Internacional

Así que todo lo soporto por el bien de los elegidos, para que también ellos alcancen la gloriosa y eterna salvación que tenemos en Cristo Jesús.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:10 - Nueva Versión Internacional 1999

Así que todo lo soporto por el bien de los elegidos, para que también ellos alcancen la gloriosa y eterna salvación que tenemos en Cristo Jesús.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:10 - Biblia de las Americas

Por tanto, todo lo soporto por amor a los escogidos, para que también ellos obtengan la salvación que está en Cristo Jesús, y con ella gloria eterna.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:10 - Dios habla hoy

Por eso lo soporto todo en bien de los que Dios ha escogido, para que también ellos alcancen la salvación y la gloria eterna en Cristo Jesús.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:10 - Kadosh Israelita Mesiánica

¿Por qué persevero a través de todo? Por amor a los que han sido escogidos, para que ellos también obtengan la salvación que viene del Mashíaj Yahshúa con gloria eterna.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:10 - Nueva Traducción Viviente

Por eso estoy dispuesto a soportar cualquier cosa si ésta traerá salvación y gloria eterna en Cristo Jesús a los que Dios ha elegido.

Ver Capítulo

2 Timoteo 2:10 - La Biblia del Oso  RV1569

Portanto todo lo ſuffro por amor de los Eſcogidos, paraque ellos tambien conſigan la ſalud que es en el Chriſto Ieſus cõ gloria eterna.

Ver Capítulo