Biblia Todo Logo

La Biblia Online


2 Tesalonicenses 2:2 - Biblia al día 1989

2 Tesalonicenses 2:2

no perdáis la cabeza ni os alarméis por ciertas profecías, ni por mensajes orales o escritos supuestamente nuestros, que digan: «¡Ya llegó el día del Señor!»

Ver Capítulo

2 Tesalonicenses 2:2 - Reina Valera 1960

que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca.

Ver Capítulo

2 Tesalonicenses 2:2 - Traducción en Lenguaje Actual

que no se dejen confundir tan fácilmente. No se asusten si alguien asegura que ya llegó el día en que el Señor Jesús volverá. Tal vez alguien les mienta diciendo que el Espíritu le dijo eso, o que nosotros le enseñamos eso personalmente o por carta.

Ver Capítulo

2 Tesalonicenses 2:2 - Nueva Version Internacional

no pierdan la cabeza ni se alarmen por ciertas profecías,* ni por mensajes orales o escritos supuestamente nuestros, que digan: "¡Ya llegó el día del Señor!"

Ver Capítulo

2 Tesalonicenses 2:2 - Biblia de las Americas

que no seáis sacudidos fácilmente en vuestro modo de pensar, ni os alarméis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera de nosotros, en el sentido de que el día del Señor ha llegado.

Ver Capítulo

2 Tesalonicenses 2:2 - Dios habla hoy

que no cambien fácilmente de manera de pensar ni se dejen asustar por nadie que diga haber tenido una revelación del Espíritu, o haber recibido una enseñanza dada de palabra o por carta, según la cual nosotros habríamos afirmado que el día del regreso del Señor y a llegó.

Ver Capítulo

2 Tesalonicenses 2:2 - Nueva Traducción Viviente

No se dejen perturbar ni se alarmen tan fácilmente por los que dicen que el día del Señor ya ha comenzado. No les crean, ni siquiera si afirman haber tenido una visión espiritual, una revelación o haber recibido una carta supuestamente de nosotros.

Ver Capítulo

2 Tesalonicenses 2:2 - Palabra de Dios para Todos

No se preocupen ni se inquieten fácilmente ni tengan miedo si oyen decir que el Señor ya regresó, como si fuera una profecía o un mensaje. Tampoco hagan caso si se lo escriben en una carta diciendo falsamente que es de parte nuestra.

Ver Capítulo

2 Tesalonicenses 2:2 - Biblia de Jerusalén 1998

que no os dejéis alterar tan fácilmente en vuestro ánimo, ni os alarméis por alguna manifestación del Espíritu, por algunas palabras o por alguna carta presentada como nuestra, que os haga suponer que está inminente el Día del Señor.

Ver Capítulo

2 Tesalonicenses 2:2 - Kadosh Israelita Mesiánica

que no se dejen sacudir fácilmente en el modo de pensar, ni se alarmen ni por ruaj, ni por palabra, ni por carta, supuestamente de nosotros, manifestando que el Día del Adón ha llegado.

Ver Capítulo