Biblia Todo Logo

La Biblia Online


2 Crónicas 9:4 - Biblia al día 1989

2 Crónicas 9:4

Ver Capítulo

2 Crónicas 9:4 - Reina Valera 1960

y las viandas de su mesa, las habitaciones de sus oficiales, el estado de sus criados y los vestidos de ellos, sus maestresalas y sus vestidos, y la escalinata por donde subía a la casa de Jehová, se quedó asombrada.

Ver Capítulo

2 Crónicas 9:4 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

2 Crónicas 9:4 - Nueva Version Internacional

(OMITTED TEXT)

Ver Capítulo

2 Crónicas 9:4 - Biblia de las Americas

los manjares de su mesa, las habitaciones de sus siervos, el porte de sus ministros y sus vestiduras, sus coperos y sus vestiduras, y la escalinata por la cual él subía a la casa del SEÑOR, se quedó sin aliento.

Ver Capítulo

2 Crónicas 9:4 - Dios habla hoy

los manjares de su mesa, los lugares que ocupaban sus oficiales, el porte y la ropa de sus criados, sus coperos y su ropa, y cómo subía al templo, [1] se quedó tan asombrada

Ver Capítulo

2 Crónicas 9:4 - Nueva Traducción Viviente

quedó atónita. También estaba asombrada por la comida que se servía en las mesas del rey, por la forma en que estaban organizados sus funcionarios y la ropa espléndida que usaban, por los coperos y sus mantos, y por las ofrendas quemadas que ofrecía Salomón en el templo del SEÑOR.

Ver Capítulo

2 Crónicas 9:4 - Palabra de Dios para Todos

También vio lo que comían y dónde vivían sus siervos y cómo servían sus ministros y cómo se vestían él y sus consejeros, y el sacrificio que debe quemarse completamente en honor al Señor. Ella quedó completamente atónita

Ver Capítulo

2 Crónicas 9:4 - Biblia de Jerusalén 1998

los manjares de su mesa, las residencias de sus servidores, el porte de sus ministros y sus vestimentas, sus coperos con sus trajes y los holocaustos que ofrecía en el templo de Yahvé, se quedó sin respiración,

Ver Capítulo

2 Crónicas 9:4 - Kadosh Israelita Mesiánica

la comida a su mesa, la forma de sentar a sus oficiales, de la forma que su personal le servía y cómo estaban vestidos; sus sirvientes personales y cómo estaban vestidos, y su forma de subir a la casa de YAHWEH, se quedó sin aliento.

Ver Capítulo