Biblia Todo Logo

La Biblia Online


2 Crónicas 18:30 - Biblia al día 1989

2 Crónicas 18:30

Pero el rey de Siria les había ordenado a sus capitanes de los carros de combate: «No luchéis contra nadie, grande o pequeño, salvo contra el rey de Israel.»

Ver Capítulo

2 Crónicas 18:30 - Reina Valera 1960

Había el rey de Siria mandado a los capitanes de los carros que tenía consigo, diciendo: No peleéis con chico ni con grande, sino sólo con el rey de Israel.

Ver Capítulo

2 Crónicas 18:30 - Traducción en Lenguaje Actual

El rey de Siria había dado esta orden a los treinta y dos capitanes de sus carros de combate: «¡Ataquen sólo al rey de Israel!»

Ver Capítulo

2 Crónicas 18:30 - Nueva Version Internacional

Pero el rey de *Siria les había ordenado a sus capitanes de los carros de combate: "No luchen contra nadie, grande o pequeño, salvo contra el rey de Israel."

Ver Capítulo

2 Crónicas 18:30 - Biblia de las Americas

Pero el rey de Aram había ordenado a los capitanes de sus carros, diciendo: No peleéis contra chico ni contra grande, sino sólo contra el rey de Israel.

Ver Capítulo

2 Crónicas 18:30 - Dios habla hoy

Pero el rey de Siria había ordenado a los capitanes de sus carros de combate que no atacaran a nadie que no fuera el rey de Israel.

Ver Capítulo

2 Crónicas 18:30 - Nueva Traducción Viviente

A su vez, el rey de Aram había dado las siguientes órdenes a sus comandantes de carros de guerra: «Ataquen sólo al rey de Israel. ¡No pierdan tiempo con nadie más!».

Ver Capítulo

2 Crónicas 18:30 - Palabra de Dios para Todos

El rey de Siria tenía comandantes de carros de combate y les dijo que nadie tenía tanta importancia para él como el rey de Israel. Por eso les ordenó buscar al rey de Israel y matarlo sin preocuparse por el resto del enemigo.

Ver Capítulo

2 Crónicas 18:30 - Biblia de Jerusalén 1998

Ahora bien, el rey de Aram había ordenado a los jefes de sus carros: "No ataquéis ni a chicos ni a grandes, sino tan sólo al rey de Israel."

Ver Capítulo

2 Crónicas 18:30 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ahora bien, el rey de Aram había ordenado a sus capitanes de carruajes: "No ataquen a nadie de alto o bajo rango, sólo al rey de Yisra'el."

Ver Capítulo