Biblia Todo Logo

La Biblia Online


2 Corintios 4:11 - Biblia al día 1989

2 Corintios 4:11

Pues a nosotros, los que vivimos, siempre se nos entrega a la muerte por causa de Jesús, para que también su vida se manifieste en nuestro cuerpo mortal.

Ver Capítulo

2 Corintios 4:11 - Reina Valera 1960

Porque nosotros que vivimos, siempre estamos entregados a muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal.

Ver Capítulo

2 Corintios 4:11 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

2 Corintios 4:11 - Nueva Version Internacional

Pues a nosotros, los que vivimos, siempre se nos entrega a la muerte por causa de Jesús, para que también su vida se manifieste en nuestro cuerpo* mortal.

Ver Capítulo

2 Corintios 4:11 - Biblia de las Americas

Porque nosotros que vivimos, constantemente estamos siendo entregados a muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestro cuerpo mortal.

Ver Capítulo

2 Corintios 4:11 - Dios habla hoy

Pues nosotros, mientras vivimos, nos vemos expuestos a la muerte por causa de Jesús, para que también su vida se muestre en nuestro cuerpo mortal.

Ver Capítulo

2 Corintios 4:11 - Nueva Traducción Viviente

Es cierto, vivimos en constante peligro de muerte porque servimos a Jesús, para que la vida de Jesús sea evidente en nuestro cuerpo que muere.

Ver Capítulo

2 Corintios 4:11 - Palabra de Dios para Todos

Estamos vivos, pero por la causa de Jesús estamos siempre en peligro de muerte para que su vida también se pueda ver en nuestro cuerpo mortal.

Ver Capítulo

2 Corintios 4:11 - Biblia de Jerusalén 1998

Pues, aunque vivimos, nos vemos continuamente entregados a la muerte por causa de Jesús, a fin de que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal.

Ver Capítulo

2 Corintios 4:11 - Kadosh Israelita Mesiánica

Porque nosotros que estamos vivos, siempre estamos siendo entregados a muerte por amor a Yahshúa, para que la vida de Yahshúa también sea manifestada en nuestros cuerpos mortales.

Ver Capítulo