Biblia Todo Logo

La Biblia Online


2 Corintios 11:3 - Biblia al día 1989

2 Corintios 11:3

Pero me temo que, así como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros pensamientos sean desviados de un compromiso puro y sincero con Cristo.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:3 - Reina Valera 1960

Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:3 - Traducción en Lenguaje Actual

Pero tengo miedo de que les pase lo mismo que a Eva, que fue engañada por la astuta serpiente. También ustedes pueden ser engañados y dejar de pensar con sinceridad y pureza acerca de Cristo.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:3 - Nueva Version Internacional

Pero me temo que, así como la serpiente con su astucia engañó a Eva, los pensamientos de ustedes sean desviados de un compromiso puro y* sincero con Cristo.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:3 - Biblia de las Americas

Pero temo que, así como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestras mentes sean desviadas de la sencillez y pureza de la devoción a Cristo.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:3 - Dios habla hoy

Pero temo que, así como la serpiente engañó con su astucia a Eva, [1] también ustedes se dejen engañar, y que sus pensamientos se aparten de la actitud sincera y pura hacia Cristo.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:3 - Nueva Traducción Viviente

Pero temo que, de alguna manera, su pura y completa devoción a Cristo se corrompa, tal como Eva fue engañada por la astucia de la serpiente.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:3 - Palabra de Dios para Todos

Pero me temo que así como la serpiente engañó a Eva con su astucia, la mente de ustedes también se corrompa y se desvíen de la pureza y la devoción que tienen por Cristo.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:3 - Biblia de Jerusalén 1998

Pero temo que, al igual que la serpiente engañó a Eva con su astucia, se perviertan vuestras mentes apartándose de la sinceridad con Cristo.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

Y temo que de alguna manera, sus mentes sean seducidas para alejarse de la simple y pura devoción al Mashíaj, tal como Javah fue engañada por la astucia de la serpiente.

Ver Capítulo