Biblia Todo Logo

La Biblia Online


2 Corintios 11:15 - Biblia al día 1989

2 Corintios 11:15

Por eso no es para sorprenderse que sus servidores se disfracen de servidores de la justicia. Su fin corresponderá con lo que merecen sus acciones.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:15 - Reina Valera 1960

Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:15 - Traducción en Lenguaje Actual

y también sus ayudantes se disfrazan de gente que hace el bien! Pero al final recibirán el castigo que merecen por sus malas acciones.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:15 - Nueva Version Internacional

Por eso no es de sorprenderse que sus servidores se disfracen de servidores de la justicia. Su fin corresponderá con lo que merecen sus acciones.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:15 - Biblia de las Americas

Por tanto, no es de sorprender que sus servidores también se disfracen como servidores de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:15 - Dios habla hoy

por eso resulta muy natural que sus servidores pretendan aparecer como defensores de la justicia. ¡Pero habrán de terminar como sus hechos merecen!

Ver Capítulo

2 Corintios 11:15 - Nueva Traducción Viviente

Así que no es de sorprenderse que los que lo sirven también se disfracen de siervos de la justicia. Al final, recibirán el castigo que sus acciones perversas merecen.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:15 - Palabra de Dios para Todos

Entonces es natural que los siervos de Satanás pretendan aparecer como los siervos del bien; sin embargo, al final, ellos recibirán el pago por sus obras.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:15 - Biblia de Jerusalén 1998

Por tanto, no es mucho que sus ministros se disfracen también de ministros de justicia. Pero su fin será conforme a sus obras.

Ver Capítulo

2 Corintios 11:15 - Kadosh Israelita Mesiánica

Así que, no es nada sorprendente que sus sirvientes se disfracen como siervos de justificación. Ellos encontrarán la recompensa conforme a lo que sus obras merecen.

Ver Capítulo