Biblia Todo Logo

La Biblia Online


1 Samuel 25:3 - Biblia al día 1989

1 Samuel 25:3

Se llamaba Nabal y pertenecía a la familia de Caleb. Su esposa, Abigaíl, era una mujer bella e inteligente; Nabal, por el contrario, era insolente y de mala conducta.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:3 - Reina Valera 1960

Y aquel varón se llamaba Nabal, y su mujer, Abigail. Era aquella mujer de buen entendimiento y de hermosa apariencia, pero el hombre era duro y de malas obras; y era del linaje de Caleb.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:3 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

1 Samuel 25:3 - Nueva Version Internacional

Se llamaba Nabal y pertenecía a la familia de Caleb. Su esposa, Abigaíl, era una mujer bella e inteligente; Nabal, por el contrario, era insolente y de mala conducta.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:3 - Biblia de las Americas

El hombre se llamaba Nabal, y su mujer se llamaba Abigail. Y la mujer era inteligente y de hermosa apariencia, pero el hombre era áspero y malo en sus tratos, y era calebita.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:3 - Dios habla hoy

Este hombre se llamaba Nabal, y era descendiente de Caleb; era un hombre rudo y de mala conducta. Por el contrario, Abigail, su esposa, era hermosa e inteligente.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:3 - Nueva Traducción Viviente

Este hombre se llamaba Nabal, y su esposa, Abigail, era una mujer sensata y hermosa. Pero Nabal, descendiente de Caleb, era grosero y mezquino en todos sus asuntos.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:3 - Palabra de Dios para Todos

Era de la familia de Caleb, y se llamaba Nabala. Su esposa se llamaba Abigail, que era una mujer bella e inteligente, pero Nabal era insolente y malo.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:3 - Biblia de Jerusalén 1998

El hombre se llamaba Nabal y su mujer se llamaba Abigail; ella era muy prudente y hermosa, pero el hombre era duro y de mala conducta. Era calebita.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

El nombre del hombre era Naval [necio, engañoso], y el nombre de su esposa era Abigail [mi padre es alegría]. La mujer era inteligente y atractiva, pero el hombre era brusco y vil en sus acciones; y el hombre era grosero.

Ver Capítulo