x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


1 Samuel 2:3 - Biblia al día 1989

1 Samuel 2:3

»Dejad de hablar con tanto orgullo y altivez;¡no profiráis palabras soberbias!El Señor es un Dios que todo lo sabe,y él es quien juzga las acciones.

Ver Capítulo

1 Samuel 2:3 - Reina Valera 1960

No multipliquéis palabras de grandeza y altanería; Cesen las palabras arrogantes de vuestra boca; Porque el Dios de todo saber es Jehová, Y a él toca el pesar las acciones.

Ver Capítulo

1 Samuel 2:3 - Traducción en Lenguaje Actual

¡Cállense! ¡No sean tan orgullosos! ¡No hablen como la gente presumida! Dios nos conoce muy bien; sabe cuándo hacemos lo bueno y cuándo hacemos lo malo.

Ver Capítulo

1 Samuel 2:3 - Nueva Version Internacional

"Dejen de hablar con tanto orgullo y altivez; ¡no profieran palabras soberbias! El Señor es un Dios que todo lo sabe, y él es quien juzga las acciones.

Ver Capítulo

1 Samuel 2:3 - Nueva Versión Internacional 1999

»Dejen de hablar con tanto orgullo y altivez; ¡no profieran palabras soberbias! El Señor es un Dios que todo lo sabe, y él es quien juzga las acciones.

Ver Capítulo

1 Samuel 2:3 - Biblia de las Americas

No os jactéis más con tanto orgullo, no salga la arrogancia de vuestra boca; porque el SEÑOR es Dios de sabiduría, y por El son pesadas las acciones.

Ver Capítulo

1 Samuel 2:3 - Dios habla hoy

Que nadie hable con orgullo, que nadie se jacte demasiado, porque el Señor es el Dios que todo lo sabe, y él pesa y juzga lo que hace el hombre.

Ver Capítulo

1 Samuel 2:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

"¡Dejen su jactancia orgullosa! ¡No permitas que la arrogancia salga de tu boca! Porque YAHWEH es un Elohim de conocimiento, y Elohim prepara sus propios diseños.

Ver Capítulo

1 Samuel 2:3 - Nueva Traducción Viviente

»¡Dejen de ser tan orgullosos y altaneros! ¡No hablen con tanta arrogancia! Pues el SEÑOR es un Dios que sabe lo que han hecho; él juzgará sus acciones.

Ver Capítulo

1 Samuel 2:3 - La Biblia del Oso  RV1569

No multipliqueys hablando grandezas, grandezas: ceßen las palabras arrogantes de vueſtra boca, porque el Dios de las ſciencias es Iehoua, y las obras magnificas à el le ſon preſtas.

Ver Capítulo