Biblia Todo Logo

La Biblia Online


1 Crónicas 9:25 - Biblia al día 1989

1 Crónicas 9:25

Cada siete días, sus parientes que vivían en las aldeas se turnaban para ayudarlos.

Ver Capítulo

1 Crónicas 9:25 - Reina Valera 1960

Y sus hermanos que estaban en sus aldeas, venían cada siete días según su turno para estar con ellos.

Ver Capítulo

1 Crónicas 9:25 - Traducción en Lenguaje Actual

Cada siete días, los guardianes elegidos venían de sus pueblos para cumplir con su deber. Algunos de ellos eran responsables de cuidar los utensilios que se usaban en el culto, y les tocaba contarlos cuando se sacaban y cuando se guardaban. Otros estaban encargados de cuidar los demás utensilios sagrados, además de la harina fina, el vino, el aceite, el incienso y los perfumes, que eran preparados por algunos sacerdotes. Los cuatro guardianes principales eran de la tribu de Leví, y estaban todo el tiempo cuidando los cuartos y los tesoros del templo de Dios: de noche vigilaban sus alrededores, y por la mañana abrían sus puertas.

Ver Capítulo

1 Crónicas 9:25 - Nueva Version Internacional

Cada siete días, sus parientes que vivían en las aldeas se turnaban para ayudarlos.

Ver Capítulo

1 Crónicas 9:25 - Biblia de las Americas

Y sus parientes en sus aldeas tenían que entrar cada siete días para estar con ellos de tiempo en tiempo;

Ver Capítulo

1 Crónicas 9:25 - Dios habla hoy

Sus familiares, que vivían en sus pueblos, venían para ayudarlos con un turno de siete días.

Ver Capítulo

1 Crónicas 9:25 - Nueva Traducción Viviente

Sus parientes en las aldeas venían con regularidad para ayudarles con las responsabilidades durante ciclos de siete días.

Ver Capítulo

1 Crónicas 9:25 - Palabra de Dios para Todos

Sus familiares venían a ayudarlos en turnos de siete días.

Ver Capítulo

1 Crónicas 9:25 - Biblia de Jerusalén 1998

Sus hermanos, que habitaban en sus alquerías, tenían que venir periódicamente a estar con ellos durante siete días,

Ver Capítulo

1 Crónicas 9:25 - Kadosh Israelita Mesiánica

De tiempo en tiempo sus hermanos tenían que venir de sus pueblos para ayudarlos por siete días.

Ver Capítulo