Biblia Todo Logo

La Biblia Online


1 Corintios 6:18 - Biblia al día 1989

1 Corintios 6:18

Huyan de la inmoralidad sexual. Todos los demás pecados que una persona comete quedan fuera de su cuerpo; pero el que comete inmoralidades sexuales peca contra su propio cuerpo.

Ver Capítulo

1 Corintios 6:18 - Reina Valera 1960

Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.

Ver Capítulo

1 Corintios 6:18 - Traducción en Lenguaje Actual

No tengan relaciones sexuales prohibidas. Ese pecado le hace más daño al cuerpo que cualquier otro pecado.

Ver Capítulo

1 Corintios 6:18 - Nueva Version Internacional

Huyan de la inmoralidad sexual. Todos los demás pecados que una persona comete quedan fuera de su cuerpo; pero el que comete inmoralidades sexuales peca contra su propio cuerpo.

Ver Capítulo

1 Corintios 6:18 - Biblia de las Americas

Huid de la fornicación. Todos los demás pecados que un hombre comete están fuera del cuerpo, pero el fornicario peca contra su propio cuerpo.

Ver Capítulo

1 Corintios 6:18 - Dios habla hoy

Huyan, pues, de la prostitución. Cualquier otro pecado que una persona comete, no afecta a su cuerpo; pero el que se entrega ala prostitución, peca contra su propio cuerpo.

Ver Capítulo

1 Corintios 6:18 - Nueva Traducción Viviente

¡Huyan del pecado sexual! Ningún otro pecado afecta tanto el cuerpo como éste, porque la inmoralidad sexual es un pecado contra el propio cuerpo.

Ver Capítulo

1 Corintios 6:18 - Palabra de Dios para Todos

Así que, huyan de los pecados sexuales. Todo pecado que un hombre comete queda fuera de su cuerpo, pero el que comete inmoralidad sexual peca contra su propio cuerpo.

Ver Capítulo

1 Corintios 6:18 - Biblia de Jerusalén 1998

¡Huid de la fornicación! Todo pecado que comete el hombre queda fuera de su cuerpo; mas el que fornica, peca contra su propio cuerpo.

Ver Capítulo

1 Corintios 6:18 - Kadosh Israelita Mesiánica

¡Huyan de la inmoralidad sexual! Todos los otros pecados que la persona cometa están fuera del cuerpo, pero el fornicario peca contra su propio cuerpo.

Ver Capítulo