x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



1 Corintios 15:40 - Biblia al día 1989

1 Corintios 15:40

Así mismo hay cuerpos celestes y cuerpos terrestres; pero el esplendor de los cuerpos celestes es uno, y el de los cuerpos terrestres es otro.

Ver Capítulo

1 Corintios 15:40 - Reina Valera 1960

Y hay cuerpos celestiales, y cuerpos terrenales; pero una es la gloria de los celestiales, y otra la de los terrenales.

Ver Capítulo

1 Corintios 15:40 - Traducción en Lenguaje Actual

Hay también cuerpos que viven en el cielo, y cuerpos que viven en la tierra. La belleza de los cuerpos del cielo no es como la de los cuerpos de la tierra.

Ver Capítulo

1 Corintios 15:40 - Nueva Version Internacional

Así mismo hay cuerpos celestes y cuerpos terrestres; pero el esplendor de los cuerpos celestes es uno, y el de los cuerpos terrestres es otro.

Ver Capítulo

1 Corintios 15:40 - Nueva Versión Internacional 1999

Así mismo hay cuerpos celestes y cuerpos terrestres; pero el esplendor de los cuerpos celestes es uno, y el de los cuerpos terrestres es otro.

Ver Capítulo

1 Corintios 15:40 - Biblia de las Americas

Hay, asimismo, cuerpos celestiales y cuerpos terrestres, pero la gloria del celestial es una, y la del terrestre es otra.

Ver Capítulo

1 Corintios 15:40 - Dios habla hoy

Del mismo modo, hay cuerpos celestes y cuerpos terrestres; pero una es la hermosura de los cuerpos celestes y otra la hermosura de los cuerpos terrestres.

Ver Capítulo

1 Corintios 15:40 - Kadosh Israelita Mesiánica

Además, hay cuerpos celestiales, y cuerpos terrenales; pero la belleza de los cuerpos celestiales es una cosa; mientras que la belleza de los cuerpos terrenales es otra.

Ver Capítulo

1 Corintios 15:40 - Nueva Traducción Viviente

También hay cuerpos en los cielos y cuerpos sobre la tierra. La gloria de los cuerpos celestiales es diferente de la gloria de los cuerpos terrenales.

Ver Capítulo

1 Corintios 15:40 - La Biblia del Oso  RV1569

Y cuerpos ay celeſtiales, y cuerpos terreſtres: mas ciertamente vna es la gloria de los celeſtiales, y otra la de los terreſtres.

Ver Capítulo