x

Biblia Paralela

Anuncios


Juan 8

1. YIESVS ſe fué àl Monte de las Oliuas.

2. Y por la mañana boluió àl Templo: y todo elPueblo vino à el: y ſentado el enſeñáualos.

3. Entonces los Eſcribas y los Phariſeos traen à el vna muger tomada en adulterio: y poniendola en medio.

4. Dizenle, Maeſtro, eſta muger hà ſido tomada en el miſmo hecho adulterando.

5. Y en la Ley Moyſen nos mandó apedrear à las tales: tu pues que dizes?

6. Mas eſto dezian tentandolo, para poderlo accuſar. empero IESVS abaxado hazia abaxo eſcreuia en tierra con el dedo.

7. Y como perſeuaraßen preguntandole, endereçóſe, y dixoles, Elque de voſotros es ſin peccado, arronje cõtra ella la piedra el primero.

8. Y boluiendoſe à abaxar hazia baxo, eſcreuia en tierra.

9. Oyendo pues ellos eſto, [redarguydos de la consciencia] ſalianſe vno à vno comẽçando deſde los mas viejos [haſta los poſtreros,] y quedó ſolo IESVS y la muger q̃ eſtaua en medio.

10. Y endereçandoſe IESVS, y no viendo à nadie mas de à la muger, dixole, Muger, donde eſtan loſque te accuſauan? ninguno te hà condenado?

11. Y ella dixo, Señor, ninguno. entonces IESVS le dixo, Ni yo te condeno: ve te, y no peques mas.

12. Y hablóles IESVS otra vez, diziendo, Yo ſoy Luz del mundo. elque me ſigue, no andara en tinieblas: mas aurá lumbre de vida.

13. Entonces los Phariſeos le dixeron, Tu de ti miſmo das teſtimonio: tu teſtimonio no es verdadero.

14. Reſpõdió IESVS, y dixoles, Aunque yo doy teſtimonio de mi miſmo, mi teſtimonio es verdadero: porque sé de donde he venido, y adonde voy: mas voſotros no ſabeys de donde vengo, y adonde voy.

15. Voſotros ſegun la carne juzgays: mas yo no juzgo à nadie.

16. Y ſi yo juzgo, mi juyzio es verdadero: porque no ſoy ſolo, mas yo, y elque me embió, el Padre.

17. Y en vueſtra Ley eſtá eſcripto, Que el teſtimonio de dos hombres es verdadero.

18. Yo ſoy elque doy teſtimonio de mi miſmo, y dá teſtimonio de mi el q̃ me embió, el Padre.

19. Y dezianle, Donde eſtá tu Padre? Reſpondió Ieſus, Ni à mi me conoceys, ni à mi Padre. Si à mi me conocießedes, à mi Padre tambien conoceriades.

20. Eſtas palabras habló Ieſus enel lugar de las lymoſnas enſeñando enel Templo: y nadie lo prendió, porq̃ aun no auia venido ſu hora.

21. Y dixoles otra vez IESVS, Yo voy, y buſcarmeheys, mas en vueſtro peccado morireys: adonde yo voy, voſotros no podeys venir.

22. Dezian entonces los Iudios, Haſe de matar àsimiſmo, que dize, Adonde yo voy, voſotros no podeys venir?

23. Y deziales, Voſotros ſoys de abaxo, yo ſoy de arriba: voſotros ſoys deeſte mũdo, yo no ſoy deeſte mundo.

24. Por eßohos dixe, que moririades en vueſtros peccados. porque ſi no creyerdes que yo ſoy, en vueſtros peccados morireys.

25. Y dezianle, Tu, quien eres? Entonces Ieſus les dixo, Elque àl principio tambiẽ os he dicho.

26. Muchas coſas tengo que dezir, y juzgar de voſotros: mas elque me embió, es verdadero: y yo, loque he oydo deel, eſto hablo en el mundo.

27. Mas no entẽdieron que el les hablaua del Padre.

28. Dixoles pues Ieſus, Quando leuantareys àl Hijo del hombre, entonces entẽdereys que yo ſoy, y que nada hago de mi miſmo: mas como el Padre me enſeñó, eſto hablo.

29. Porque elq̃ me embió, conmigo eſtá. no me ha dexado ſolo el Padre: porque yo, lo que a el agrada, hago ſiempre.

30. Hablando el eſtas coſas, muchos creyeron enel.

31. Y dezia IESVS à los Iudios que le auian creydo, Si voſotros permanecierdes en mi palabra, ſereys verdaderamẽte mis Diſcipulos:

32. Y conocereys la Verdad, y la Verdad os libertará.

33. Y reſpondieronle, Simiẽte de Abrahã ſomos, y jamas ſeruimos à nadie; como dizes tu, Sereys libres?

34. Ieſus les reſpondió, Decierto decierto os digo, Que todo aquel que haze peccado, es ſieruo de peccado.

35. Y el ſieruo no queda en caſa para ſiempre: mas el hijo queda para ſiempre.

36. Anſique ſi el Hijo os libertâre, ſereys verdaderamente libres.

37. Yo sé q̃ ſoys hijos de Abrahã: mas procurays matarme, porque mi palabra no cabe en voſotros.

38. Yo, loque he viſto acerca de mi Padre, hablo: y voſotros loque aueys viſto acerca de vueſto padre, hazeys.

39. Reſpondieron, y dixeronle, Nueſtro padre Abraham es. Dizeles Ieſus, Si fuerades hijos de Abraham, las obras de Abraham hariades.

40. Empero aora procurays de matarme, hombre q̃ oſhe hablado la verdad, la qual he oydo de Dios: no hizo eſto Abraham.

41. Voſotros hazeys las obras de vueſtro padre. Dixeronle pues, Noſotros no ſomos nacidos de fornicacion: vn padre tenemos es à ſaber, Dios.

42. IESVS entonces les dixo, Si vueſtro padre fuera Dios, ciertamẽte amarmehyades à mi : porque yo de Dios he ſalido, y he venido; q̃ no he venido de mi miſmo, mas el me embió.

43. Porque no reconoceys mi lenguaje, que no podeys oyr mi palabra?

44. Voſotros de padre diablo ſoys, y los deßeos de vueſtro padre quereys cumplir. el homicida ha ſido deſde el principio: y no permaneció en verdad: porque no ay verdad enel. Quando habla mentira, de ſuyo habla: porq̃ es mentiroſo, y padre de mentira.

45. Y porque yo digo Verdad, no me creeys.

46. Quiẽ de voſotros me redarguye de peccado? Si digo verdad, porque voſotros no me creeys.

47. Elque es de Dios, las palabras de Dios oye: las quales portanto no oys voſotros, porque no ſoys de Dios.

48. Reſpondieron entonces los Iudios, y dixeronle, No dezimos bien noſotros, que tu eres Samaritano, y que tienes demonio?

49. Reſpondió Ieſus, Yo no tengo demonio: antes hõrro à mi Padre, y voſotros me aueys deſhonrrado.

50. Y yo no buſco mi gloria: ay quien la buſque, y juzgue.

51. Decierto decierto os digo, que elque guardâre mi palabra, no verá muerte para ſiempre.

52. Entonces los Iudios le dixeron, Aora conocemos que tienes demonio. Abrahã murió, y los Prophetas: y tu dizes, Elque guardâre mi palabra, no guſtará muerte para ſiempre?

53. Eres tu mayor que nueſtro padre Abraham, el qual murió, y los Prophetas murieron: quien te hazes?

54. Reſpondió Ieſus, Si yo me glorifico à mi miſmo, mi gloria es nada: mi Padre es elque me glorifica, elque voſotros dezis, q̃ es vueſtro Dios:

55. Y no lo conoceys, mas yo lo conozco: y ſi dixere que no lo conozco, ſeré como voſotros, mentiroſo. mas conozcolo, y guardo ſu palabra.

56. Abraham vueſtro padre ſe gozó por ver mi dia: y vidolo, y gozoſe:

57. Dixeronle entonces los Iudios, Aun no tienes cincuenta años, y viſte à Abraham?

58. Dixoles Ieſus, Decierto decierto os digo, Antes que Abraham fueße, yo ſoy.

59. Tomaron entonces piedras para arrõjarle. mas Ieſus ſe encubrió, y ſalióſe del Templo.

×

Juan 8

1. YIESVS ſe fué àl Monte de las Oliuas.

2. Y por la mañana boluió àl Templo: y todo elPueblo vino à el: y ſentado el enſeñáualos.

3. Entonces los Eſcribas y los Phariſeos traen à el vna muger tomada en adulterio: y poniendola en medio.

4. Dizenle, Maeſtro, eſta muger hà ſido tomada en el miſmo hecho adulterando.

5. Y en la Ley Moyſen nos mandó apedrear à las tales: tu pues que dizes?

6. Mas eſto dezian tentandolo, para poderlo accuſar. empero IESVS abaxado hazia abaxo eſcreuia en tierra con el dedo.

7. Y como perſeuaraßen preguntandole, endereçóſe, y dixoles, Elque de voſotros es ſin peccado, arronje cõtra ella la piedra el primero.

8. Y boluiendoſe à abaxar hazia baxo, eſcreuia en tierra.

9. Oyendo pues ellos eſto, [redarguydos de la consciencia] ſalianſe vno à vno comẽçando deſde los mas viejos [haſta los poſtreros,] y quedó ſolo IESVS y la muger q̃ eſtaua en medio.

10. Y endereçandoſe IESVS, y no viendo à nadie mas de à la muger, dixole, Muger, donde eſtan loſque te accuſauan? ninguno te hà condenado?

11. Y ella dixo, Señor, ninguno. entonces IESVS le dixo, Ni yo te condeno: ve te, y no peques mas.

12. Y hablóles IESVS otra vez, diziendo, Yo ſoy Luz del mundo. elque me ſigue, no andara en tinieblas: mas aurá lumbre de vida.

13. Entonces los Phariſeos le dixeron, Tu de ti miſmo das teſtimonio: tu teſtimonio no es verdadero.

14. Reſpõdió IESVS, y dixoles, Aunque yo doy teſtimonio de mi miſmo, mi teſtimonio es verdadero: porque sé de donde he venido, y adonde voy: mas voſotros no ſabeys de donde vengo, y adonde voy.

15. Voſotros ſegun la carne juzgays: mas yo no juzgo à nadie.

16. Y ſi yo juzgo, mi juyzio es verdadero: porque no ſoy ſolo, mas yo, y elque me embió, el Padre.

17. Y en vueſtra Ley eſtá eſcripto, Que el teſtimonio de dos hombres es verdadero.

18. Yo ſoy elque doy teſtimonio de mi miſmo, y dá teſtimonio de mi el q̃ me embió, el Padre.

19. Y dezianle, Donde eſtá tu Padre? Reſpondió Ieſus, Ni à mi me conoceys, ni à mi Padre. Si à mi me conocießedes, à mi Padre tambien conoceriades.

20. Eſtas palabras habló Ieſus enel lugar de las lymoſnas enſeñando enel Templo: y nadie lo prendió, porq̃ aun no auia venido ſu hora.

21. Y dixoles otra vez IESVS, Yo voy, y buſcarmeheys, mas en vueſtro peccado morireys: adonde yo voy, voſotros no podeys venir.

22. Dezian entonces los Iudios, Haſe de matar àsimiſmo, que dize, Adonde yo voy, voſotros no podeys venir?

23. Y deziales, Voſotros ſoys de abaxo, yo ſoy de arriba: voſotros ſoys deeſte mũdo, yo no ſoy deeſte mundo.

24. Por eßohos dixe, que moririades en vueſtros peccados. porque ſi no creyerdes que yo ſoy, en vueſtros peccados morireys.

25. Y dezianle, Tu, quien eres? Entonces Ieſus les dixo, Elque àl principio tambiẽ os he dicho.

26. Muchas coſas tengo que dezir, y juzgar de voſotros: mas elque me embió, es verdadero: y yo, loque he oydo deel, eſto hablo en el mundo.

27. Mas no entẽdieron que el les hablaua del Padre.

28. Dixoles pues Ieſus, Quando leuantareys àl Hijo del hombre, entonces entẽdereys que yo ſoy, y que nada hago de mi miſmo: mas como el Padre me enſeñó, eſto hablo.

29. Porque elq̃ me embió, conmigo eſtá. no me ha dexado ſolo el Padre: porque yo, lo que a el agrada, hago ſiempre.

30. Hablando el eſtas coſas, muchos creyeron enel.

31. Y dezia IESVS à los Iudios que le auian creydo, Si voſotros permanecierdes en mi palabra, ſereys verdaderamẽte mis Diſcipulos:

32. Y conocereys la Verdad, y la Verdad os libertará.

33. Y reſpondieronle, Simiẽte de Abrahã ſomos, y jamas ſeruimos à nadie; como dizes tu, Sereys libres?

34. Ieſus les reſpondió, Decierto decierto os digo, Que todo aquel que haze peccado, es ſieruo de peccado.

35. Y el ſieruo no queda en caſa para ſiempre: mas el hijo queda para ſiempre.

36. Anſique ſi el Hijo os libertâre, ſereys verdaderamente libres.

37. Yo sé q̃ ſoys hijos de Abrahã: mas procurays matarme, porque mi palabra no cabe en voſotros.

38. Yo, loque he viſto acerca de mi Padre, hablo: y voſotros loque aueys viſto acerca de vueſto padre, hazeys.

39. Reſpondieron, y dixeronle, Nueſtro padre Abraham es. Dizeles Ieſus, Si fuerades hijos de Abraham, las obras de Abraham hariades.

40. Empero aora procurays de matarme, hombre q̃ oſhe hablado la verdad, la qual he oydo de Dios: no hizo eſto Abraham.

41. Voſotros hazeys las obras de vueſtro padre. Dixeronle pues, Noſotros no ſomos nacidos de fornicacion: vn padre tenemos es à ſaber, Dios.

42. IESVS entonces les dixo, Si vueſtro padre fuera Dios, ciertamẽte amarmehyades à mi : porque yo de Dios he ſalido, y he venido; q̃ no he venido de mi miſmo, mas el me embió.

43. Porque no reconoceys mi lenguaje, que no podeys oyr mi palabra?

44. Voſotros de padre diablo ſoys, y los deßeos de vueſtro padre quereys cumplir. el homicida ha ſido deſde el principio: y no permaneció en verdad: porque no ay verdad enel. Quando habla mentira, de ſuyo habla: porq̃ es mentiroſo, y padre de mentira.

45. Y porque yo digo Verdad, no me creeys.

46. Quiẽ de voſotros me redarguye de peccado? Si digo verdad, porque voſotros no me creeys.

47. Elque es de Dios, las palabras de Dios oye: las quales portanto no oys voſotros, porque no ſoys de Dios.

48. Reſpondieron entonces los Iudios, y dixeronle, No dezimos bien noſotros, que tu eres Samaritano, y que tienes demonio?

49. Reſpondió Ieſus, Yo no tengo demonio: antes hõrro à mi Padre, y voſotros me aueys deſhonrrado.

50. Y yo no buſco mi gloria: ay quien la buſque, y juzgue.

51. Decierto decierto os digo, que elque guardâre mi palabra, no verá muerte para ſiempre.

52. Entonces los Iudios le dixeron, Aora conocemos que tienes demonio. Abrahã murió, y los Prophetas: y tu dizes, Elque guardâre mi palabra, no guſtará muerte para ſiempre?

53. Eres tu mayor que nueſtro padre Abraham, el qual murió, y los Prophetas murieron: quien te hazes?

54. Reſpondió Ieſus, Si yo me glorifico à mi miſmo, mi gloria es nada: mi Padre es elque me glorifica, elque voſotros dezis, q̃ es vueſtro Dios:

55. Y no lo conoceys, mas yo lo conozco: y ſi dixere que no lo conozco, ſeré como voſotros, mentiroſo. mas conozcolo, y guardo ſu palabra.

56. Abraham vueſtro padre ſe gozó por ver mi dia: y vidolo, y gozoſe:

57. Dixeronle entonces los Iudios, Aun no tienes cincuenta años, y viſte à Abraham?

58. Dixoles Ieſus, Decierto decierto os digo, Antes que Abraham fueße, yo ſoy.

59. Tomaron entonces piedras para arrõjarle. mas Ieſus ſe encubrió, y ſalióſe del Templo.


La Biblia del Oso 1559

Casiodoro de Reina © Versión de Dominio Público.

La Biblia del Oso 1559

Casiodoro de Reina © Versión de Dominio Público.



Anuncios