Soy cristiano y voy a fiestas, ¿la biblia me lo prohíbe?

Las fiestas son populares porque son oportunidades divertidas para reunirse con los amigos, conocer gente nueva y para relajarse y disfrutar la compañía de los demás. Como seres humanos, estamos diseñados para ser seres sociales. Vivimos en grupos, trabajamos en grupos y socializamos en grupos. Así que cuando tenemos ganas de festejar, estamos respondiendo a la necesidad de la interacción, diversión y esparcimiento humano. Esto es normal y natural.

Pero ¿Qué hay de nosotros lo cristianos, podemos ir a fiestas? Esta interrogante es muy común en el pueblo cristiano. Aquí te damos las respuestas a esa pregunta.

Deja tus comentarios sobre este Vídeo
Artículos Relacionados