Siempre hacia lo que queria con sus ojos, pero nunca pensó lo que le ocurriría

104

 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 1 Juan 2:15

Deja tus comentarios sobre este Vídeo