¡Que no te engañen, eres muy valioso!

Ten la seguridad de que las mismísimas manos de Dios te formaron, eres creación perfecta del Todopoderoso, por eso eres extremadamente valioso, el mismo que te creó fue el mismo que te evaluó y te dio valor. ¿Tu precio?, nada mas y nada menos que el precio de la SANGRE DE CRISTO derramada por ti en la cruz del calvario.

Que nadie te diga que no sirves, ni mucho menos que no tienes valor.

Deja tus comentarios sobre este Vídeo
Artículos Relacionados