Aunque no lo entiendas, aunque parezca extraño, ¡Obedece y empuja la roca!

En ocasiones Dios solo espera que obedezcamos a lo que ÉL nos dice, no importa que tan loco e imposible parezca, es mejor no cuestionar su voluntad. Y en tal caso de que lleves mucho tiempo intentando hacer lo que te dijo, no desmayes, a su tiempo veras el resultado así no sea el que tú pensabas. ÉL prueba nuestra FE.

Deja tus comentarios sobre este Vídeo
Artículos Relacionados