Vida en abundancia

261
Print Friendly

Reflexiones

Vida en Abundancia en Jesús
Vida Abundante

“El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” Juan 10:10

Jesús es el buen pastor y como tal entra por la puerta de nuestros corazones si le permitimos entrar; y no como un vulgar un ladrón. El es muy respetuoso del libre albedrío que nos ha dado; y cuando toca nuestra puerta nos llama por nuestro nombre, pues el nos conoce en nuestra esencia, alma, y los mas profundo anhelos que podamos tener.

Dios identifica a cada ser humano, uno a uno. Quienes somos ovejas de su prado, también conocemos Su voz y le seguimos. Los rebeldes siguen otras voces. Como buen líder, el Buen Pastor va delante de Sus ovejas. Sin embargo huimos del extraño, del ladrón.

¿Podemos como imitadores de Cristo hacer discípulos y dar vida en abundancia? Sabemos que sólo Jesucristo puede otorgar Su vida, pero como ministros suyos tenemos el privilegio y el deber de dar esa vida, dar de gracia lo hemos recibido, como Pedro dijo al hombre cojo: “No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda” (Hechos 3:6). Los cristianos, principalmente los ministros y tutores, son representantes de Dios, “embajadores en nombre de Cristo” los llama San Pablo (2 Corintios 5:20), con la misión de reconciliar a los hombres con su Creador y Salvador.

Es misión de los seguidores de Jesús testificar de Su vida y anunciar “la vida eterna, la cual estaba con el Padre, y se nos manifestó” (1 San Juan 1:2).

Así como “él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos”(1 San Juan 3:16).

Nadie puede entregar lo que no tiene.  “El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida” (1 San Juan 5:12). Usted no puede dar vida a sus discípulos si no tiene al Hijo en usted.

“Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas” (Juan 12:46)

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión