Síndrome de la rana hervida, ¿quieres saber si sufres de esto? averigualo aqui

2960
Print Friendly

Reflexiones Cristianas 

Si se echa una rana a una olla con agua hirviendo, ésta salta inmediatamente hacia afuera y consigue escapar de la olla sin haberse quemado ni una pestaña.
En cambio, si inicialmente en la olla ponemos agua a temperatura ambiente y echamos una rana, ésta se queda tan fresca dentro de la olla. Pero cuando, a continuación, comenzamos a calentar el agua poco a poco, la rana no reacciona bruscamente sino que se va acomodando a la nueva temperatura del agua hasta perder el sentido y, finalmente, morir literalmente hervida.

Para ver hasta que punto es “toxico” un problema en el que estamos inmersos, hay que salirse de él, verlo desde otra perspectiva, pues estando dentro nos podemos acomodar peligrosamente…

NOTA: La rana de a mitad de este experimento fue reemplazada por una rana de juguete

 

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión