Si te sientes como alguien común y corriente; eres la persona indicada.

Si te sientes como alguien común y corriente; eres la persona indicada.

1170
Print Friendly
jesus carpintero
En las manos del Maestro somo extraordinarios

En la Biblia nos encontramos con una historia confortante de una persona común y corriente. El libro de jueces capitulo 6 nos habla de Gedeón un agricultor, tímido además.

Dios lo llamó para que librara al pueblo de Israel de los madianitas, y el solo respondió: «Ah, señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo el menor en la casa de mi padre.» (verso. 15). El Señor le prometió que estaría con el y lo capacitaría para que llevara a cabo sus propósitos…(verso. 16).

La obediencia de Gedeón produjo la victoria del pueblo, y hoy es conocido como uno de los Héroes de la Fe. (Hebreos 11:32).

No solo Gedeón, sino muchos otros hombres que fueron valerosos en aquella batalla, donde salvaron a los israelitas de una poderosa fuerza enemiga. 300 hombres pelearon a favor de el. No se conocen sus nombres, pero su fuerza, valentía y obediencia estan registradas en las Escrituras (Jueces 7:5-23).

Hoy Dios aun llama a personas comunes y corrientes como tú y yo para hacer su voluntad, y su promesa de estar siempre con nosotros permanece. Solo debemos tener presente que la fuerza y el poder provienen de Él.

Dios usa personas comunes y corrientes para llevar a cabo su plan Extraordinario.
Deja tus comentarios sobre esta Reflexión