Si realmente confías en Dios ¡ANIMATE! no te rindas

380
Print Friendly
optimismo
Solo los fuertes pueden pagar el precio del éxito.

Deuteronomio 31:6 Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará. 

Israel andaba por el desierto, rumbo a la tierra prometida. Los años pasaban y daba la impresión de que el blanco estaba cada vez más lejos.

¿Alguna vez sentiste tú algo parecido?

Hubo un momento en que el pueblo de Israel también sintió que el desánimo se apoderaba de él, entonces Dios le dijo: “Guardad, pues, todos los mandamientos que yo os prescribo hoy, para que seáis fortalecidos, y entréis y poseáis la tierra a la cual pasáis para tomarla” Deuteronomio 11:8

Esta es la primera vez en la Biblia en que aparece la expresión “sed fuertes”, en hebreo jazaq. Esta expresión se repite 290 veces en el Antiguo Testamento. Este es el secreto del éxito. No hay manera de alcanzar los sueños ni de conquistar las metas siendo débil. Es imprescindible ser fuerte. Todo lo que vale tiene un precio. Solo los fuertes pueden pagar el precio del éxito.

En el Salmos 31:24 “Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová, y tome aliento vuestro corazón”; el salmista se dirige a los desanimados, a aquellos que están cansados de luchar y luchar, y no conseguir nada. A aquellos que están a punto de desistir ante las dificultades que encuentran en el camino..

Es el desafío ¿No estás tú cansado de esperar?Sí, en el sentido de aguardar a que acontezca algo, pero el “esperar” de David es un “quedar a solas” con Dios. Buscarlo en oración. Meditar en sus enseñanzas, y allí descubrir la forma de alcanzar el objetivo.

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión