Reflexiones – Un día perdido o bien empleado

497
Print Friendly

Un día perdido o bien empleado

Podemos mirar cada día como ganado o perdido.

Si te sientas al caer de la tarde
y cuentas las acciones que has hecho,
y al contarlas encuentras
un sacrificio o una palabra
que alivió el corazón de quien la escuchó,
o una mirada de bondad llena,Reflexion
que lo bañó como un rayo de sol vivificante,
entonces,
¡podrás contar

 

COMO BIEN EMPLEADO ESE DIA!

Pero si pasas las horas de otro día,
no has aliviado ningún corazón con un detalle,
si en todas esas horas no dejaste ni una huella,
ni bañaste de luz un rostro triste,
ni recuerdas una acción pequeña
que levanta un alma y nada cuesta,
entonces…
¡CUENTA COMO PERDIDO ESE DIA!

Mary Ann Evans

Filipenses 4:6
Por nada estéis afanosos; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer vuestras peticiones delante de Dios.

1 Pedro 5:7
echando toda vuestra ansiedad sobre El, porque El tiene cuidado de vosotros.

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión