El Lobo Flautista

263
Print Friendly

Un cabrito se rezagó en el rebaño y fue alcanzado por un lobo que lo perseguía.  Se volvió hacia éste y le dijo: “Ya sé, señor lobo, que estoy condenado a ser tu almuerzo.  Pero para no morir sin honor, toca la flauta y yo bailaré por última vez”.

Reflexiones Cristianas - El Lobo Flautista
El Lobo Flautista

Y así lo hicieron, pero los perros, que no estaban lejos, oyeron el ruido y salieron a perseguir al lobo.  Viendo la mala pasada, se dijo el lobo: “Con sobrada razón me ha sucedido esto, porque siendo yo cazador, no debí meterme a flautista”.

Cuando vayas a efectuar una nueva actividad, antes ten en cuenta tus capacidades y las circunstancias, para valorar si puedes salir adelante.

Fuente Renuevo de Plenitud

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión