Reflexión – Dios no tiene Fronteras

702
Print Friendly

Reflexión – Dios no tiene Fronteras

En 1939 las tropas soviéticas entraron y anexaron los estados del Báltico, incluyendo a Latvia.

El vicecónsul estadounidense en Latvia, capital de Riga, vio lo que estaba pasando y le preocupaba que los soldados soviéticos saquearan la sede de la Cruz Roja Americana.

Se comunicó con el Departamento de Estado para pedir autorización para izar la bandera de los Estados Unidos más alta que la bandera de la Cruz Roja para proteger las provisiones que allí había, pero la respuesta de sus superiores fue: «No existe precedente para actuar de esa manera».

Dios-sin-limite

El vicecónsul izó la bandera.

Luego mandó un mensaje al Departamento de Estado en el que decía: «En esta fecha, he establecido un precedente».

Por lo general, las soluciones están en el ojo del observador.

En el mundo hay muchos que se detienen cuando alguién les pone un límite. Sin embargo, los que han abierto camino en la vida son aquellos que frente a las limitaciones se atreven a marcar un precedente. Muchos dicen, eso nunca se ha hecho o ya se probó antes y no funcionó.

Dios es Dios que atraviesa los límites humanos para hacer milagros. Él nos ha llamado a ser gente de milagros.

Éxodo 14:14-16
El Señor peleará por vosotros mientras vosotros os quedáis callados.?Entonces dijo el Señor a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que se pongan en marcha.?Y tú, levanta tu vara y extiende tu mano sobre el mar y divídelo; y los hijos de Israel pasarán por en medio del mar, sobre tierra seca.

limite

Éxodo 15:3
El SEÑOR es fuerte guerrero; el SEÑOR es su nombre.

Deuteronomio 1:30
“El SEÑOR vuestro Dios, que va delante de vosotros, El peleará por vosotros, así como lo hizo delante de vuestros ojos en Egipto,

Deuteronomio 3:22
“No les temáis, porque el SEÑOR vuestro Dios es el que pelea por vosotros.

Isaías 30:15
Porque así ha dicho el Señor DIOS, el Santo de Israel: En arrepentimiento y en reposo seréis salvos; en quietud y confianza está vuestro poder. Pero no quisisteis,

Efesios 3:20
Y a aquel que es poderoso para hacer todo mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que obra en nosotros,

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión