¿Puede un cristiano escuchar canciones seculares?

La mayoría de personas o se puede decir que todos se  apasionan por la música. Algunos creyentes sienten la libertad para escuchar compositores como de canciones románticas o letras que no sean toxicas . Otros creen que debería prohibirse al cristiano escuchar cualquier música considerada no cristiana. La mayoría de los cristianos están algo perdidos en este tema, y no sabrían cómo responder a esta pregunta.

Cuida tu mente

Primero que nada, no nos podemos dar el lujo de que cualquier cosa entre a nuestra mente. En algunos pasajes en el Nuevo Testamento somos llamados a ser sobrios y cuidar nuestra mente (1 Pedro 1:13, 5:8-9, ). En otros pasajes, somos llamados a pensar diferente al mundo (Romanos 12:2, Efesios 4:17-24).

Pablo, en 2 Corintios, nos llama a poner “todo pensamiento en cautiverio a la obediencia de Cristo” (2 Corintios 10:5). Como cristianos, debemos vigilar y asegurarnos de que no estamos llenando nuestra mente con cosas que van en contra del carácter de Dios.

En particular, un cristiano debe evaluar las letras de las canciones que está escuchando. Cuando expresan una plena celebración del pecado, el sexo, y la violencia, el cristiano debe tener sabiduría para identificar el impacto que puede llegar a tener esas letras sobre su mente y si fuese necesario apartarnos de ellas. Somos llamados a huir de la inmoralidad, en particular de la sexual (1 Corintios 6:18).

«Un cristiano debe evaluar las letras de las canciones que está escuchando».

Podemos poner a prueba la música que escuchamos con Filipenses 4:8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algo que merece elogio, en esto mediten”.

¿Es la música que escuchas verdadera? ¿Digna? ¿Justa? ¿Pura? ¿Amable? ¿Honorable? En este sentido, podemos escuchar y disfrutar libremente de cualquier música. Para muchos esto será un tema de consciencia, evaluando su propia madurez espiritual y evaluando las razones de por qué quiere escuchar. Pueden haber razones para escuchar música que menciona cosas pecaminosas, como para entender la cultura popular, observar el comportamiento humano. Pero, en general, el cristiano debe tener cuidado con lo que entra a su mente.

Conclusión

Cuando simplemente etiquetamos algo como cristiano, dejamos de evaluar nuestro corazón al respecto y nos justificamos porque “es cristiano”.

Hay otras preguntas más útiles que deberíamos hacer más allá de si la música que escuchamos o tocamos se considera cristiana. ¿Por qué la quieres escuchar? ¿Qué te hace sentir? ¿De qué se trata la letra? ¿Qué dice la música acerca del ser humano? ¿Qué dice acerca de Dios? ¿Por qué se creó esa música? ¿Qué quiere dar a entender el artista?

Al contestar estas preguntas, puede ser que nos encontramos con mucha música que no nombra a Cristo, pero que sí comunica verdades profundas y preciosas acerca de Dios y de nuestra existencia.

Excelente video: Puede ayudarte a saber un poco más sobre el tema.

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión
Artículos Relacionados