La verdadera tragedia

842
Print Friendly
La verdadera tragedia
La verdadera tragedia

La verdadera tragedia

La derrota no es la peor de las tragedias. La verdadera tragedia es no haberlo intentado.

Josué 1:9
¡Sé fuerte y valiente! No temas ni te acobardes, porque el Señor tu Dios estará contigo dondequiera que vayas.

Josué 23:6
Esforzaos, pues, en guardar y en hacer todo lo que está escrito en el libro de la ley de Moisés, para que no os apartéis de ella ni a la derecha ni a la izquierda,

1 Reyes 2:2
Yo voy por el camino de todos en la tierra. Sé, pues, fuerte y sé hombre.

2 Reyes 22:2
E hizo lo recto ante los ojos del SEÑOR y anduvo en todo el camino de su padre David; no se apartó ni a la derecha ni a la izquierda.

2 Crónicas 15:7
Mas vosotros, esforzaos y no desmayéis, porque hay recompensa por vuestra obra.

Job 1:8
Y el SEÑOR dijo a Satanás: ¿Te has fijado en mi siervo Job? Porque no hay ninguno como él sobre la tierra, hombre intachable y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.

Daniel 10:19
y me dijo: No temas, hombre muy estimado. La paz sea contigo; sé fuerte y esfuérzate. Cuando habló conmigo, recobré las fuerzas, y dije: Hable mi señor, porque me has fortalecido.

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión