Orar es un verdadero romance con Dios

552
Print Friendly
Orar es compartir y ser amigo de Dios
Orar es compartir y ser amigo de Dios

La oración se ha hecho algo negativo en la vida del cristiano, los servicio de oración son a los que los creyentes menos asisten, los equipos de oración son los que tienen el menor número de personas, las predicas en donde el tema es sobre la oración la gente hasta se duerme. Muchas razones son las que han hecho que la oración sea algo sin importancia en la vida de los hijos de Dios…

Repetir y repetir palabras vanas a Dios, ni nosotros mismo nos damos cuenta lo que hablamos o pedimos al Señor. Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. Mateo 6:7

Cuando no obtenemos respuesta es porque no sabemos pedir, y pedimos como no nos conviene. Santiago 4:3 Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.

Orar a Dios no es pedir, pedir pedir. Recordemos que lo más importante es buscar el rostro de Dios, lo demás  viene por añadidura. Mateo 6:33

 

Nuestra fe se debilita porque nos afanamos pidiendo lo que ya Dios nos ha prometido

Nuestra oración se vuelve engorrosa y sin sentido, llegamos al punto de preguntarnos, ¿estoy pidiendo bien? ¿Tengo que orar mas? ¿será que no tengo fe?

Pero el secreto de la oración eficaz esta no en lo que pedimos o hacemos, sino en lo el Padre quiere hacer en nuestra vida a través de nuestra intima relación con Él, no solo hablemos con Jesús, es necesario estar con el, como nuestro amigo mas intimo; saber escucharlo, compartir con su hermosa presencia.

Cuando decidas ‘Estar’ con el Amado comenzaras a vivir el mejor romance de tu vida, en donde escucharás su voz, el escuchara tu adoración y contemplarás la hermosura de su majestad… Allí sabrás lo grandioso y positivo de ORAR

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión