No oremos por París ¡Clamemos por el Mundo!

215
Print Friendly

Mateo 5: 9 Dios bendice a los que trabajan para que haya paz en el mundo, pues ellos serán llamados hijos de Dios.

No oremos por París ¡Clamemos por el Mundo!
No oremos por París ¡Clamemos por el Mundo!

Este último acontecimiento en la ciudad de Francia debe llevarnos a un a reflexión. En el mundo hay cantidad de sucesos espantosos donde miles de personas mueren.

Lamentablemente inclinamos la balanza a estos hechos pero ¿cual es el motivo?. Te has puesto a pensar en la cantidad de personas que mueren en otras naciones a raíz del terrorismo, la persecución, el dominio de una cultura, el hambre, la pobreza y pare de contar…

Sin intención de herir susceptibilidades, en Francia fallecieron aproximadamente 130 personas y otras 300 heridas; pero por ejemplo en Israel mueren niños inocentes a manos de sicarios terroristas que en nombre de Alá asesinan despiadadamente y eso es su pan de cada día.

En los países latinoamericanos la delincuencia, la pobreza, la venganza terminan con la vida de cientos de personas a diario.

En África miles y miles de niños mueren por el hambre y las enfermedades a causa de la escasez de recursos para sustentarse.

Todo es cuestion de sentarte y pensar con cabeza fría en lo que acontece en el mundo y cuantos millones de personas en este preciso momento estan pasando por situaciones inadmisibles, donde su vida pende de un hilo, donde tienen que decidir entre vivir o morir; ¡no hay otra opción!

Sí, oremos a por Paris, coloquémonos en sus zapatos y porque no, sintamos el dolor por la perdida de tantas personas, de las cuales muchas jamás tuvieron la oportunidad de conocer a Jesús. Pero no olvidemos que no es necesario una etiqueta para hacer tu labor de interceder por las naciones del mundo, sin preferencias, sin distinciones; En Siria, Israel, Zimbawe, EE.UU., Venezuela, Guatemala, Peru,China son tan seres humanos como París; ¡Oremos Por el Mundo! Clamemos por las naciones de la tierra y porque la paz y el amor de Dios llegue a cada rincón.

Y recordemos que esto es otra señal de lo que esta escrito en la Palabra de Dios, estos tiempos nos advierten que Cristo viene ya… “Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Mateo 26:4

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión