Los deseos miserable que puede tener un cristiano

Los deseos miserable que puede tener un cristiano

774
Print Friendly
riquezas-terrenales
La riqueza material es fugaz, nada en esta tierra dura para siempre

No traten de amontonar riquezas aquí en la tierra. Esas cosas se echan a perder o son destruidas por la polilla, además, los ladrones pueden entrar y robarlas, es mejor que amontonen riquezas en el cielo,  allí nada se echa a perder ni la polilla lo destruye, tampoco los ladrones pueden entrar y robar. Recuerden que la verdadera riqueza consiste en obedecerme de todo corazón. Mateo 6:19-21

En muchos hogares existe el habito de guardar objetos preciados que para muchos se convierten en tesoros. Otros se mentalizan a guardar dinero y joyas y riquezas obtenidas producto de su trabajo; sin embargo nada de eso logrará recompensarnos como muchas veces deseamos.

En la biblia Jesús cuenta la historia de un hombre que decidió acumular riquezas pero al final del día lo perdió todo… “También les refirió una parábola, diciendo: La heredad de un hombre rico había producido mucho. Y él pensaba dentro de sí, diciendo: ¿Qué haré, porque no tengo dónde guardar mis frutos? Y dijo: Esto haré: derribaré mis graneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes; y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será?  Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios”.  (Lucas 12:16-21)

 La riqueza material es fugaz, nada en esta tierra dura para siempre; lo único que podemos preservar eternamente es lo que hacemos para Dios.

Invierte en la eternidad, allí si obtendrás las verdaderas riquezas.

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión