Los 10 Mandamientos Del Facebook

378
Print Friendly
Bibliatodo Reflexiones - 10 mandamientos del facebook
10 mandamientos del facebook

Los principios éticos de Dios son vinculantes para todas las esferas de la vida. Aquellos de nosotros que nos llamamos discípulos de Cristo debemos estar dispuestos a someternos a las exigencias del Señor tanto en lo público como en lo privado.

Hoy quiero aplicar los Diez Mandamientos a nuestra actividad en Facebook.

 1-. “No tendrás dioses ajenos delante de mí..”

¿Te ocupa Facebook más tiempo que tu comunión espiritual con el Señor? ¿Se han convertido las redes sociales en algo más estimulante para ti que la presencia de Dios? De ser así, el Espíritu te llama al arrepentimiento. Nada debe tomar el lugar de Dios en el corazón del creyente.

 2-. “No te harás imagen, ni ninguna semejanza.”

Hacerse una imagen de Dios tenía que ver con desvirtuar el carácter del Todopoderoso. A los israelitas se les prohibió hacerse imágenes físicas del Señor. Estas imágenes eran una distorsión de lo que el Señor realmente era. De la misma manera, muchas veces el “Dios Facebook” de hoy día nos hace tropezar pues no hay nada en él que tenga que ver con el Soberano del relato bíblico. La deidad de las redes sociales es una “Jesús Barbie”o un “Jesús osito de peluche” que sólo te quiere abrazar y besar y acariciarte todos los días de tu vida. Este – me temo – no es el maravilloso Dios de la Escritura.

 3-. “No tomarás el nombre del Señor tu Dios en vano.”

El nombre del Señor es tomado en vano durante horas en Facebook. ¿Cuántas veces al día se puede leer de gente frívola que sube comentarios diciendo: “Dios me ha dicho…” cuando Dios nunca dijo una palabra? Eso es falsa profecía. El nombre de Dios también puede ser burlado por esos carteles sin sentido que manipulan a la gente a hacer clic en “Me gusta”, es decir, haga clic en “Me gusta” y envíe esta imagen a diez personas para que Dios te bendiga, etc. No es otra cosa que blasfemia.

 4-. “Acuérdate del día de reposo para santificarlo.”

El cuarto mandamiento nos muestra que debemos descansar de ordenador. ¡Demasiado tiempo sentado frente al portátil no es bueno para ti! Nuestros cerebros y cuerpos necesitan un descanso de estímulos electrónicos. ¿Cuándo fue la última vez que tomaste un poco de tiempo libre para pasar el día con tus seres queridos y mirarles a los ojos para mostrarles lo mucho que los quieres? ¡Ciertamente las personas son más importantes que las máquinas! ¿O me equivoco? No sacrifiques las relaciones de la vida real por las cibernéticas.

 5-. “Honra a tu padre y a tu madre.”

Voy a ser muy directo: Facebook no es el lugar para lanzar ataques a tu familia. No me lo puedo creer cuando mis contactos dicen cosas terriblemente dañinas a través de sus estados para que todo el mundo los vea. Asuntos familiares privados se suponen que deben seguir siendo privados. Es ser un verdadero cobarde publicar algo humillante acerca de tu familia para que todo el mundo lo vea. ¿Por qué no ser un verdadero hombre o una mujer de verdad y hablar las cosas cara a cara antes de llegar a tu teclado? Debes reconocer a tu familia también en la red y difundir las cosas buenas de ellos a los demás. ¿Te gustaría que tus seres queridos subieran comentarios hirientes acerca de ti para que todos lo vieran?

 6-. “No matarás.”

Jesús explicó que el asesinato es odiar. Los cristianos, no sólo deben estar en guardia a fin de respetar a sus familias, sino que también estamos llamados a respetar todos los hombres y mujeres, independientemente de su condición. Todo ser humano está hecho a imagen de Dios y ese hecho teológico por si solo significa que son dignos de nuestra paciencia, amor, perdón y bondad, incluso cuando vierten su sucio veneno para hacernos daño. Siempre debemos estar listos para perdonar y no para matar a los demás con nuestras lenguas.

 7-. “No cometerás adulterio.”

Por desgracia, uno de los mayores problemas de las redes sociales tiene que ver con las fotos. Algunas de ellas simplemente rayan en lo pornográfico. Con los años, he borrado varios contactos por subir a la red basura. Se vistieron como un pedazo de carne y lo compartieron en internet para así obtener la atención de los “perros”. ¿Por qué una persona que se precie (por no hablar de una persona que teme a Dios) actuaría de esa manera? Debes ser celoso de tu cuerpo. A fin de cuentas, no es vuestro, sino de Dios. Estás llamado a glorificarlo con tus miembros, no a llamar la atención sobre ti mismo. Ninguna de nuestras fotos debe provocar pasiones impías en otros.

 8-. “No robarás”.

“Robar” significa tomar lo que no es tuyo sin permiso. Creo que es un buen principio ético “dar honor a quien honor merece” o “dar al César lo que es del César”. Si una cita en particular atrapa nuestra atención, entonces siempre es una buena idea hacer mención de la persona que estamos citando (y lo mismo podría decirse de cualquier otra cosa).

 9-. “No hablarás contra tu prójimo falso testimonio.”

Falso testimonio es mentir, chismear y calumniar. Este tipo de actividades se encuentran siempre entre los perezosos (Pablo hizo esta conexión en 2ª Tesalonicenses 3:11-12). No hay que malinterpretar las palabras de las personas sin entender el contexto en el que se expresaron. Y también hay que tener cuidado con las noticias espurias de última hora que están totalmente fabricadas por los alborotadores. Cada creyente debe verificar las fuentes de cada historia para asegurarse de que son dignas de confianza y auténticas. Sólo en el último mes, Michael Schumacher, supuestamente, había muerto, y el presidente Obama estaba teniendo una aventura y se dirigía a un divorcio. Tales mentiras difundidas en nuestras páginas les dan a nuestros enemigos una gran oportunidad para calumniar al Evangelio.

 10-. “No codiciarás la casa de tu prójimo.”

Y, por último, la codicia. Hay algunas personas en internet que sólo quieren conseguir ser conocidos y hacerse un nombre. En lugar de regocijarse cuando otra página cristiana progresa y utiliza su influencia para las Buenas Nuevas, alguna gente se vuelve locamente envidiosa e inventan asuntos artificiales para conseguir que sus propios nombres brillen. Dios nos exige que nos conformemos con lo que tenemos. Facebook es para la interacción social, no para la auto-glorificación.

Will Graham

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión