Lo que no sabías de la Navidad

En primer lugar, debes entender y aceptar que la Navidad no tiene su origen en el cristianismo puro, sino en el paganismo de Babilonia aproximadamente 2600 años a.C.

Semirami y Tamuz. Esta imagen se utiliza en la iglesia católica

La historia relata que en aquel entonces existía una reina llamada Semiramis en cuyo vientre crecía su hijo Tamuz, que según aquella religión, habría concebido en bebé virginalmente.

Aquel hijo era la encarnación del dios (RA para los egipcios y BAAL para los caldeos). Su alumbramiento se celebraba con fiestas, orgías, y en particular se adornaban árboles con cerezas rojas y bolas brillantes en representación del sol. La costumbre del árbol surgió de una creencia babilónica, que decía que Semiramis, la madre de Tamuz, afirmaba que durante una noche un árbol verde se desarrollo de un tronco muerto. El tronco supuestamente representaba a su esposo muerto, Nimrod. ¡Y el árbol de pino llegó a ser el símbolo de que Nimrod había revivido en la persona de Tamuz!

Babilonia, Roma y la navidad.

No cabe duda que el paganismo de Babilonia trascendió las fronteras, asentándose con mucha fuerza en el politeísmo del imperio romano. Es ahí, donde se celebraba el día 25 de diciembre como “El festival de invierno” , en conmemoración del alumbramiento de Tamuz, (Saturno para los romanos) el dios sol encarnado.

Esta festividad iba acompañada de orgías, desenfrenos y una gran inclinación hacia el valor de la amistad, lo cual se demostraba con intercambio de regalos y presentes para aquella fecha. También surgió la costumbre de adornar las puertas de cada casa, con coronas de flores y hojas verdes y por cierto la práctica de adornar un árbol con frutas y decorativos alusivos al dios sol.

Esta era la fecha del solsticio de invierno y el centro de todo, era recordar y celebrar el nacimiento de la divinidad solar cuya concepción se había realizado en la virgen matriz de la reina del cielo.

El árbol en la antigüedad decían que era Nimrod encarnecido .

La importancia de la fertilidad representada en la firmeza y erección de los troncos de los árboles, era una característica de todas las culturas paganas que la historia registra. Dios siempre abominó el adorno y la adoración del árbol.

En la fiesta de Saturno del 25 de Diciembre de cada año, los romanos adornaban los árboles con bolas de colores y frutas, representando la fertilidad y el tributo al dios sol, también acostumbraban a identificar sus casas con coronas de flores y hojas verdes colgadas en las puertas de sus casas.

El sincretismo católico romano.

Más tarde, cuando fue establecido el catolicismo romano bajo las falsas pretensiones religiosas de Constantino, aproximadamente por el año 325 d. C. , todo la mezcla del paganismo babilónico y romano, fue introducido deliberadamente al cristianismo.

La antigua Semiramis (Venus,Osiris, etc.) pasó a llamarse “virgen María” y a la encarnación del dios sol Tamuz (Baal, Moloc, etc.) , se le llamó “Jesús”.
El festival del solsticio de invierno celebrado el 25 de diciembre de cada año, pasó a ser la fecha oficial del nacimiento de Jesús y la antigua costumbre de la entrega de regalos y presentes, fue acomodada en función de la experiencia que tuvieron los magos al visitar al niño Jesús, entregándole “regalos”. El antiguo árbol que la religión de Babilonia adornaba en celebración del nacimiento de Tamuz, pasó a llamarse “el árbol de Navidad”

¿Quien es San Nicolás?

El sacerdote católico Nicolás, obispo de Mira en el tiempo del emperador Diocleciano (siglo IV), entre todas sus prácticas religiosas, acostumbraba en época de “navidad” a dar regalos y presentes a los niños. Luego de su muerte, la iglesia de Roma lo elevó a los altares y desde ahí que pasó a ser “San Nicolás o Santa Claus” , a quien todos los niños esperaban ansiosa-mente, para recibir los regalos en época navideña.

Más tarde, este “San Nicolás” adoptó el nombre de “papá Noel” de la raiz francesa que a su vez deriva del latín “Natalis, natal”, osea “ padre de la navidad”.

El Obispo Nicolás, conocido actualmente como “santa claus”

Este “papa Noel” trascendió hasta occidente y ya en época contemporánea, fue introducido en diversas historias que hablaban de su origen, relacionándolo con el polo norte, con la participación de gnomos y renos que lo trasladaban en su tarea de repartir “regalos” por todo el mundo.

En 1931, la empresa multinacional Coca – Cola tomó a este popular personaje y lo vistió con sus colores corporativos y es ahí donde se produjo una verdadera explosión y propagación de la creencia en este personaje.

¿Puede Cristo ser honrado con la Navidad?

La justificación más común que alguien escuchará respecto a la Navidad es que las personas han reemplazado las antiguas costumbres e intenciones paganas al afirmar que ahora se están “enfocando en Cristo”. He escuchado a muchos decir que están “honrando a Cristo” en su observancia de la Navidad. ¡El problema es que Dios no dice que esto sea aceptable para Él! De hecho, ¡ordena claramente en contra de ella! ¡Guardar la Navidad deshonra a Cristo! ¡Él considera todo lo relacionado con la Navidad como una abominación! Pronto veremos por qué.

Cristo dijo: “Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres” (Mateo 15:9). La Navidad no es un

Jesús no nació el 25 de Diciembre ya que era temporada de invierno.

mandamiento de Dios , es una tradición de los hombres. Cristo continuó: “Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición” (Marcos 7:9). Cada año, alrededor del mundo, el 25 de diciembre se conmemora esta tradición.

Veremos que Dios ordena claramente: “No sigáis el camino de los paganos”. Pero la mayoría de las personas no temen a Dios, y Él les permite que tomen sus propias decisiones. Los seres humanos son agentes con libre albedrío, libres para obedecer o desobedecer a Dios, Pero ¡ay de aquellos quienes ignoren la clara Palabra de Dios!.

El verdadero “espíritu navideño”

El profeta Isaías fue inspirado a escribir: “Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión” (Isaías 58:1). Yo he hecho eso. Ahora que usted ha leído la verdad acerca del verdadero origen de la Navidad, ¿qué hará?.

La siguiente cita viene del folleto La pura verdad acerca de la Navidad, por Herbert W. Armstrong. Ésta resume el folleto que usted acaba de leer:

“La Navidad se ha convertido en una temporada comercial. Es patrocinada, mantenida viva, por las más fuertes campañas publicitarias del año. Usted ve a un “Santa Claus” enmascarado en muchas tiendas. Los anuncios nos mantienen engañados acerca del “hermoso espíritu navideño”.

Santa se ha convertido en una marca comercial, mas que una tradición.

Los periódicos, que venden anuncios, imprimen floridos editoriales exaltando y elogiando la temporada pagana, y su “espíritu”. Una ingenua población se ha impregnado tanto, que muchos se ofenden cuando se les dice la verdad.

El “espíritu navideño” es creado cada año, no para honrar a Cristo, ¡sino para vender mercancía! Igual que todos los engaños de Satanás, que aparece como un “ángel de luz”, lo hacen parecer bueno. ¡Billones de dólares son gastados en este frenesí de comercialización cada año, mientras la causa de Cristo debe sufrir! ¡Es parte del sistema económico de Babilonia!

“Hemos profesado ser naciones cristianas, pero estamos en Babilonia, tal como lo predijo la profecía bíblica, ¡y no lo sabemos! “Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas”, las cuales vendrán pronto, es la advertencia de (Apocalipsis 18:4)

Tu misión en este mundo, es llevar el evangelio. Ama a Cristo sobre todas las cosas y solo intenta agradar a Él, cualquier cosa que te haga alejar de Jesús tienes que desecharlo, de manera que no apartes tu mirada de este hermoso caminar.

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión
Artículos Relacionados