Lo que Dios te prometió; Lo cumplirá.

1203

Se cuenta la historia de tres ranas que cayeron en un hoyo muy profundo, la primera al tomar la iniciativa de salir, escuchaba las voces de otras que estaban arriba esperando y decían: – No podrás, eres muy pequeña, ¡caerás de nuevo! – Esto ocasionó que aquella rana cayera rápido.

Luego la otra ranita toma fuerzas e impulso para comenzar a subir y las mismas ranas comenzaron a decir cosas negativas, dando como resultado lo mismo, la rana cayó. Pero la última rana, animada por si misma comienza a subir y aun con alarmantes gritos de aquellas ranas diciéndole: -¡No podrás!, no eres capaz de subir. La sorpresa fue que aquella ranita si pudo, pero, ¿cómo lo hizo? Resultó que aquella rana era sorda.

Es así como muchas personas abandonan la palabra profética recibida por Dios al prestar sus oídos para escuchar voces de otros que hacen oposición para que no alcances lo que Dios te prometió. La palabra de Dios declara en Jeremias 29:11Porque yo sé los planes que tengo para vosotros” —declara el SEÑOR— “planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza. El dador de la vida, creador del universo ya tiene planes de bien para ti, aférrate a sus promesas y aprópiate de lo que dice 2 Corintios 1:20: “porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios”.Resultado de imagen para tres ranas en un pozo

Dios es fiel y verdadero, de igual manera sus promesas, no hay nadie que la pueda invalidar. Nutre tu mente de la Palabra y espera que lo bueno está por llegar.

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión