Lo escalofriante del espíritu Navideño

La Navidad es una época muy hermosa que vivimos para celebrar el nacimiento de Cristo, nuestro Salvador. Sin embargo, y el hombre buscado copiar, modificar e imponer patrones propios a esta celebración.

Por ello, con el paso del tiempo se fue dando lugar a elementos que nada tienen que ver con el sentido cristiano (Lucas 4:5-8), el enemigo siempre trata de tomar posesión de lo que le pertenece a Jehová y quiere engañarte con filosofías huecas. Pero sí plagados de elementos propios en diferentes culturas, sumado a que la nueva era fue mezclando estos elementos para darle un sentido peligroso, negando la revelación de Dios, y mostrando fuerzas cósmicas que colocan al hombre como el centro de todo.

Pero es más preocupante el creciente surgir de un elemento llamado “el espíritu de la Navidad”, algo etéreo, invisible que parece que posee a las personas para volverlas buenas en esta época (2 Corintios 11:14). ¿Existe tal espíritu? El mismo cine norteamericano ha alimentado tal idea con películas que muestran que esos espíritus son los que hacen que las personas le encuentren sentido a la Navidad, representadas como «fantasmas».

El 21 o 22 de diciembre de cada año, entre las 10 y las 12 de la noche, se dice que desciende sobre la tierra el espíritu de la navidad. En esta fecha se suelen realizar rituales y tradiciones en familia. La celebración de la llegada del espíritu de navidad es una tradición de origen nórdico (países del norte).

Día en que la Tierra entra en el Solsticio de Invierno, es decir, cuando el planeta se encuentra en el punto más lejano de su órbita respecto al sol; es la ocasión propicia para que, entre las diez y unos minutos pasada la medianoche, el espíritu de navidad baje a la tierra y visite a los hombres de buena voluntad que le dan la bienvenida, recibimiento que se retribuye con abundancia, paz y amor para los próximos doce meses.

¿Como se recibe el espíritu de Navidad?

Se recibe este espíritu con sana alegría, acompañando ese sentimiento con la ignición de velas rojas, doradas y violetas , siempre en números impares. La bienvenida se representa simbólicamente con la apertura de todas las puertas y ventanas, además del uso de esencias de mandarina en el hogar.

Muchas personas preparan su casa o sus espacios con una profunda limpieza ese mismo día. Hay quienes lo hacen para comenzar el día; hay quienes lo hacen por la noche. El punto de este ritual es dejar la casa limpia para recibir el Espíritu de la Navidad. Se acostumbra agregar esencias aromáticas a los productos de limpieza normales. Durante la celebración suelen encenderse también tres inciensos diferentes: puedes usar sándalo, pino, mandarina, o cualquier aroma amanerado o cítrico.

Velas

Velas que se utilizan, para este supuesto ritual.

Muchos acostumbran encender algunas velas durante la celebración. Estas velas suelen ser de los colores típicos de la Navidad: rojo, verde, dorado, plata.

Compañía

Tienen la opción de hacerlo en grupo, con amigos; con la familia más cercana; o en solitario. Como prefiera la persona.

El ritual

Se colocan las velas en triángulo, el incienso y la esencia sobre una mesa. agregan objetos sagrados, adornos, frutas, y cosas especiales para ellos. Lo que quieran.

Encienden las velas en el sentido de las agujas del reloj, enciende incienso y esparcen unas gotas de esencia alrededor. Ya que también se untan en  las manos.

Abren todas las ventanas de la casa para darle la bienvenida al espíritu de la Navidad, mientras pasan incienso por estos lugares.

Se concentran en silencio durante unos minutos percibiendo esa energía buena y positiva que se trae el espíritu de la Navidad, mientras suenan las campanas y agradecen al espíritu de la Navidad por todo lo recibido en el año, y piden deseos por el año que se les vienen.

La verdad de este espíritu

Lamentablemente esa noche miles de persona en todo el mundo se estarán reuniendo para darle la bienvenida al espíritu de la navidad. ¿Y por que decimos lamentablemente?. Sencillamente por que da tristeza ver como tanta gente se deja engañar por las manipulaciones del comercio y de los medios de comunicación, y se lanza a invocar espíritus y pedir deseos en medio de cultos espiritistas y ocultistas que nada tienen que ver con lo que nos enseña nuestra la doctrina cristiana.

Jesús te dio el verdadero Espíritu Santo.

Jesús significa salvación, «consiste en que Dios a través de Jesucristo te convierte en hijos suyo». Eso es lo más grande que te ha ocurrido en esta vida, que seas hijo de Dios. Mucha gente reconocerá a Jesucristo como un buen hombre, un gran maestro, o incluso un profeta de Dios. Estas cosas son definitivamente ciertas de Jesús, pero ellas en realidad no definen quién es Él. La Biblia nos dice que Jesús es Dios en carne, que Él llegó a ser un ser humano (Juan 1:1-14). Jesús vino a la tierra para enseñar, sanar, corregir, y perdonarnos, y aun más, para morir por nosotros. Jesucristo es Dios, el Creador, el Señor Soberano. ¿Ha creído usted en este Jesús?

Por eso la navidad es para reafirmar que eres hijo de Dios, no para rendir tributo a este supuesto espíritu. Todo esto es un engaño, el enemigo esta haciendo lo posible para que los hijo de Dios sean engaños en estos tiempo. Te hacen ver las cosas como si fuesen inofensivas, pero lo que no sabes es que haciendo esto te constituyes enemigo de Dios.

Si quieres ser diferente y que en tu casa entre la paz, amor, bondad y siempre haya alegría, solo tienes que confesar a Cristo y comenzar a ser constante en sus caminos. Él dura para siempre, tu vida estará tranquila por la eternidad, no solo una temporada de Navidad.

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión
Artículos Relacionados