¡Libérate de la culpa…YA!

¡Libérate de la culpa…YA!

296
Print Friendly
Su sangre nos ha hecho ¡libres!
Su sangre nos ha hecho ¡libres!

Todos hemos cometidos errores, hemos hecho cosas de las cuales no nos sentimos orgullosos, le hemos fallado a personas y eso nos ha hecho sentir culpables. Tambien solemos buscar a alguien a quien culpar en situaciones comprometedoras.

La culpa puede causarnos heridas, y nos acostumbramos a dedicarle nuestros pensamientos y nuestro tiempo a tantas situaciones que han quedado en el pasado. Pero esa culpa no dejará de atormentarnos hasta el día que decidamos decir ¡BASTA!

Jesús nos trajo  la mejor solución para LIBERARNOS de todo sentimiento de culpa (Juan 1:29) “…He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.”

Jesucristo fue el cordero entregado en Sacrificio para limpiarnos y hacernos libres.

Si reconocemos nuestros pecados y nos rendimos al pie de la cruz, no hay porque estar atados a la culpa, pues su sangre preciosa nos ha hecho ¡LIBRES!!

El juego de la culpa se acabo, es tiempo de disfrutar una vida santa y llena de la misericordia y gracia de Dios!

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión