La Adolescencia No es una Enfermedad

178
Print Friendly

Si bien es cierto que los adolescentes pueden llegar a sacarnos de quicio debemos recordar que la adolescencia no es una enfermedad. De manera que la pregunta es qué podemos hacer para tener una mejor relación con nuestro hijo adolescente.

Reflexiones Cristianas - La adolecencia
La adolescencia, no es una enfermedad

Debemos recordar que los adolescentes necesitan:

1) Comprensión –
Entienda que sus cuerpos están cambiando. Son unos niños en transición. Las hormonas es sus cuerpos están cambiando constantemente causando diferentes sentidos de humor. Están confundidos sobre su sexualidad, identidad, y qué quieren hacer en la vida. Aunque se vean grandotes físicamente, emocionalmente están inmaduros y por eso tendrán respuestas infantiles. Así que compréndalos.

2) Aceptación –
Necesitan aprobación por parte de sus amigos. Esto es bien importante ya que los adolescentes harán casi cualquier cosa con tal de ser aceptados por su grupo de amigos. Por eso llevarán un vestuario raro, se pintarán el cabello, se perforarán el ombligo, tomarán, fumarán y tendrán relaciones sexuales para sentirse aceptados.

Ahora bien, quizás piense que estoy exagerando. Pero le digo esto porque la presión de sentirse aceptados es muy fuerte y si usted los puede ayudar, hágalo.

Los adolescentes también necesitan la aprobación sus padres. Bendígalos con su apreciación e interés en lo que hacen. Deje de regañarlos tanto, enfóquese en las cosas buenas que hacen, aunque no serán muchas. Busque lo positivo y exprésele su aprobación. Nunca se lo dirá, aunque por dentro se mueren para ser aprobados por mamá y papá.

3) Respuestas Claras – Jamás fija un límite sin darles una razón concreta. Ellos necesitan escuchar una razón clara cada vez que usted les diga que NO.

“Porque yo digo”…no le servirá.

“Porque yo soy tu padre y te callas”…no le ganará respeto.

“Porque yo pago la renta, la luz, y es mi casa”…destruirá su relación.

“Porque yo controlo las llaves de auto”…No le dará resultado.

Debe recordar que LAS REGLAS SIN RELACIÓN SIGNIFICA REBELIÓN.

Fuente Renuevo de Plenitud

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión