Esto es importante, si estas pensando en casarte.

123
Print Friendly

Reflexiones

casarse
Si has decidido casarte… ¡Adelante, y Felicidades!

El apóstol Pablo enseña que el matrimonio no es una vía de escape a los problemas de la vida cotidiana. 1 Corintios 7.25-40 

Actualmente se conocen infinidad de casos de divorcio en todo el mundo…

La decisión que creímos haber tomado con los pies puestos sobre la tierra y todos nuestros sentido en orden, perece haberse convertido en el peor error que se puede cometer, con el paso del tiempo llegamos a decir: “me case con la persona equivocada”. Nos comprometemos al matrimonio con la idea de huir de los problemas y de las circunstancias difíciles que nos presenta la vida a diario. Nuestra mente se bloquea y pensar en ser independiente  nos trae una gran satisfacción; incluso llegamos a casarnos con la idea de ser finalmente felices.

Sin embargo hay un pequeño detalle que no debemos pasar por alto. Existe cuatro cosas que el matrimonio no resolverá:

  • La soledad.
  • La tentación sexual.
  • La satisfacción de las necesidades mas íntimas.
  • La eliminación de las dificultades de la vida.

Ninguno de estos problemas mencionados serán solucionados por el matrimonio en su totalidad. Y aunque casarse es una grande y maravillosa decisión; déjame decirte que este no resuelve problemas ni te libra de las adversidades. Cuando llegamos a cierta edad la presión de casarse nos invade. Creemos que solo vamos a estar completos si cumplimos la meta de tener al lado a nuestro cónyuge . Pero Pablo resalta los beneficio en cuanto a estar solos: “Tendremos un mayor potencial de concentración en Cristo y su obra”. Si estamos solteros, usemos esa oportunidad especial para servir a Cristo con todo nuestro corazón.

Si has decidido casarte… ¡Adelante, y Felicidades! Pero recuerda un principio de gran valor: Cásate con el deseo de hacer feliz a tu cónyuge y con el valor de juntos enfrentar lo que venga!

Sea bendito tu manantial, Y alégrate con la mujer de tu juventud. Proverbios 5:18

Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella.. Efesios 5:25

Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor.. Efesios 5:22

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión