Este hombre se hizo rico desde lo 11 años gracias a esto…

9616
Print Friendly

El canal de noticias CNBC entrevistó a Warren Buffet, dueño de Walmart, la segunda persona más rica del mundo, quien donó $31 mil millones de dólares para caridad.

He aquí algunos aspectos muy interesantes de su vida:

buffett-condecorado
Este hombre se hizo rico desde lo 11 años.

Compró su primera acción a los 11 años y se lamenta de haber empezado demasiado tarde. Compró una pequeña granja a los 14 años con sus ahorros provenientes de repartir periódicos.

Todavía vive en la misma pequeña casa de 3 cuartos en Omaha que compró luego de casarse hace 50 años.

Él dice que tiene todo lo que necesita en esa casa. Su casa no tiene ningún muro o reja. Él maneja su propio carro a todas partes y no anda con chofer o guardaespaldas. Nunca viaja en jet privado, a pesar de ser el dueño de la compañía de jets privados más grande del mundo. Su compañía, Berkshire Hathaway, es dueña de 63 compañías.

Él le escribe sólo una carta cada año a los ejecutivos de estas compañías, dándoles las metas para el año. Nunca convoca a reuniones o los llama regularmente. Él les ha dado dos reglas a sus ejecutivos:

Regla número 1: No perder nada del dinero de sus accionistas.

Regla número 2: No olvidar la regla número

Él no socializa con la gente de la alta sociedad. Su pasatiempo cuando llega a casa es prepararse palomitas de maíz y ver televisión.

Bill Gates, el hombre más rico del mundo, lo conoció apenas hace 5 años. Bill Gates pensó que no tenía nada en común con Warren Buffett. Por esto, programó la reunión para que durara únicamente media hora. Pero cuando Gates lo conoció, la reunión duró diez horas y Bill Gates se volvió un admirador de Buffett.

Warren Buffet no anda con celular ni tiene una computadora en su escritorio. Su consejo para la gente joven: Aléjese de las tarjetas de crédito e invierta en usted. Recuerde: “Dios sobre todas las cosas con el todo sin el nada..!

El dinero no crea al hombre, sino que fue el hombre el que creó el dinero. La vida es tan simple como usted la haga. No haga lo que los otros digan. Escúchelos, pero haga lo que lo hace sentir mejor. No se vaya por las marcas. No gaste su dinero en cosas innecesarias. Gaste en aquellos que de verdad lo necesitan. Después de todo, es su vida. ¿Para qué darles la oportunidad a otros de manejársela? Si el dinero no sirve para compartirlo con los demás, entonces ¿para qué sirve? Ayude aunque no pueda hacerlo; siempre habrá bendición para aquellos que saben compartir. No gaste el dinero que no tiene. El Crédito, Préstamos, etc. fueron inventados por la sociedad de consumo. Antes de comprar algo, piense: ¿Que me pasará si no lo compro? Si la respuesta es ‘Nada’, no lo compre; porque no lo necesita. “Nada hemos traído al mundo, ni nada nos vamos a llevar…”

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión