¿Es pecado masturbarse? Consejos para que puedas ser libre

La masturbación es un problema que la mayoría de personas solteras o hasta casados pasan en momento determinado. Es triste ver como el enemigo ha ganado un gran terreno en el área sexual del cristiano, nadie que sea un cristiano verdadero se sentirá feliz y orgulloso de masturbarse.

La masturbación lo que hace es hacerte sentir sucio, hacerte sentir muy mal y sobre todo una de las personas mas pecadoras del mundo. En muchos casos la masturbación ha sido el motivo por los que muchos se han alejado de Dios, todo por la culpabilidad que provoca y el sentimiento de no merecerse ser hijo de Dios.

 Sin duda la masturbación es un pecado, no te dejes engañar por “doctores” que dicen que es normal y que no hay problema. Al contrario creo que es la fuente de los problemas espirituales del cristiano que lo practica y hasta problemas físicos en algunos casos.

UNA ANTIGUA DEFINICIÓN

Definición de masturbación es «abusar de sí mismo». Sin embargo, los diccionarios más modernos ya no proporcionan esta definición. ¡Qué sorpresa! también nos dice lo mismo cuando afirma que las relaciones sexuales ilícitas corrompen y profanan nuestros cuerpos: «Huyan de la inmoralidad sexual. Todos los demás pecados que una persona comete quedan fuera de su cuerpo; pero el que comete inmoralidades sexuales peca contra su propio cuerpo 1 Corintios 6:18

Pero «¿No es mejor masturbarse que cometer fornicación?»

La respuesta fácil a esta pregunta sería, «Por supuesto, es mejor masturbarse, porque por lo menos la contaminación solamente corrompe el cuerpo del que se masturba. Es el mejor de dos males.» Sin embargo, ¿Por qué un Dios amoroso, todopoderoso y santo nos dejaría la penosa situación de tener que escoger el menor de dos males? La respuesta a esta pregunta debe ser respondida regresando al plan original que Dios tenía en mente cuando nos dio la capacidad sexual.

Primeramente, la masturbación nunca satisface de la forma que Dios quiso creando la sexualidad en el matrimonio. Por unos momentos, la masturbación da la impresión de que sí satisface, pero a la larga crea deseos y capacidades sexuales más profundas que antes de la masturbación. Existen terapeutas que usan la masturbación como una terapia para aumentar el deseo sexual de algunos de sus pacientes.

El problema de la masturbación es que se convierte en un círculo vicioso. Mientras más se ejercita, más deseos se tiene. Es ahí donde Satanás nos tiene en sus manos. Mientras más nos entregamos a la auto- satisfacción, más control tiene el pecado en nuestra carne. La biblia dice: «Ciertamente les aseguro que todo el que peca es esclavo del pecado». Juan 8:34.

¿Cómo ser libre de la masturbación?

Comienza primeramente por implementar un plan de acción para equilibrar tu vida, tu día a día y traer un refrigerio a tu vida espiritual y a tus amistades.

Instala en tu mente un “plan off/on [apagado/encendido]”. Reduce la cantidad de veces en las que hay masturbación en el día (off). Al mismo tiempo, explora una nueva forma de canalizar esta energía y sus tensiones a través del baile, la música de alabanza (on).

También es importante celebrar tus progresos cada vez que logras uno de tus objetivos, como por ejemplo conseguir masturbarse sólo día de por medio, luego solamente dos veces por semana, luego únicamente una vez por semana, etc. Hasta estar totalmente liberado, por ejemplo. Con cada victoria, cada objetivo alcanzado, regálate una recompensa, como una salida, una comida, una película…

Esto toma tiempo, es cierto, pero puedes ser completamente libre de la esclavitud a la masturbación en tu vida.

También se debe buscar la ayuda de un consejero o líder que ayude a descubrir los problemas espirituales que pueden estar involucrados en la adicción. De esta manera se estará tratando el tema de manera integral.

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión
Artículos Relacionados