El Tiempo no espera a nadie

968
Print Friendly

Reflexiones Cristianas

El Tiempo no espera a nadie
El Tiempo no espera a nadie

Si quieres conocer el valor de un año, pregúntaselo a un estudiante que haya fracasado en sus exámenes finales

Para conocer el valor de un mes, pregúntale a una madre que haya dado a luz prematuramente

Para conocer el valor de una semana, interroga al editor de una revista.

Para conocer el valor de una hora conversa con una pareja de enamorados que impacientemente espera la hora de su cita.

Para conocer el valor de un minuto, pregúntaselo a alguien que acaba de perder su tren, su avión o su ómnibus

Para conocer el valor de un segundo,  consulta a alguien que acaba de sobrevivir  a   un accidente

Par conocer el valor de una milésima de segundo, pregunta a alguien que acaba de ganar una medalla en las Olimpíadas.

El tiempo no espera a nadie. Disfruta de cada uno de los momentos que te son concedidos, porque es irrepetible.

Compártelo con algún ser querido  y te será mucho más precioso aún

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión