Dios tiene un Plan Perfecto para tu Vida, Deja que él Guié tus pasos

Muchas veces no entiendes las cosas que suelen su cederte, pero cuando realmente miras desde el propósito de Dios llegas a comprender que él tiene un plan perfecto.  (Romanos 8:28) dice: Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Cuando atraviesas por circunstancias das por pérdidas tu vida, y la adversidad te sorprende, todavía Dios sigue en control y no te ha dejado solo. Él tiene un plan perfecto para ti, y nada de lo que ha sucedido en tu vida le sorprende a Él. El plan es perfecto no porque seamos perfectos, sino porque Dios fue quien lo diseñó, la perfección proviene únicamente del Señor. Él te conoce mejor que tu mismos, y ha diseñado y puesto en acción un plan especialmente creado para tu vida.

Una de las más grandes mentiras que el enemigo te hace creer es que no estas capacitado ni listo para alcanzar tus metas y sueños. No importa la edad que tengas, si aun estas vivo y estas leyendo estas palabra, entonces tu propósito en la tierra aun no termina ¡Imagínate si tuviéramos que esperar a que alcances un nivel de perfección en tu vida, nunca llegaría el día! Dios te puede usar en el lugar donde estas hoy con tus imperfecciones y tus faltas.

Las circunstancias te ayudan a sacar lo que estorba, lo que a Dios no le agrada, te fortalece, combates debilidades y te perfeccionas poco a poco.Tu mayor recompensa será alcanzar y cumplir ese plan perfecto que Dios diseñó para tu vida.

Un ejemplo de ello es José, el soñador, paso muchos obstáculos, pero allí Dios lo formó para que cumpliera ese plan en el tiempo que Dios había determinado para él. En esta historia se le dio un sueño a José. Este sueño fue interpretado y su significado fue que él se convertiría en un líder muy poderoso que reinaría sobre mucha gente, pero antes de que su sueño se realizara, tuvo que pasar por momentos difíciles y pasó por estas cosas por bastante tiempo.

Fue vendido como esclavo por sus hermanos a mercaderes que se dirigían a Egipto, luego fue metido en la cárcel sin tener la culpa de nada. Pasó por estas cosas por trece años antes de ser nombrado gobernador sobre la tierra de Egipto. Desde entonces fue el segundo hombre más poderoso en Egipto. José tenía un propósito muy importante, se aseguraba de que la sobra de los siete años de abundancia fuera recogido y que el trigo se repartiera durante los siete años de la hambruna. De esta manera ayudó a alimentar a mucha gente. Esta historia nos muestra la paciencia de José y la fidelidad de Dios. A pesar de los dificultades que él tenía que enfrentar, Dios estaba con él y el plan que Dios tenía para su vida se cumplió.

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión
Artículos Relacionados