¿Cómo debemos orar? ¿Existe una fórmula perfecta?

530

la-oracionUna oración sincera y humilde agrada a  Dios. A él no lo impresionamos y tampoco podemos “convencer a Dios”.

Muchas veces pensamos que debemos tener un protocolo para que nuestras oraciones sean contestadas, pero simplemente debemos acercarnos a él con un corazon limpio y creyendo en su infinito amor.

Hebreos 10:22 También dice: “Acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia” 

Disfruta de esta graciosa animación sobre  la oración.

 

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión