Carta de Un Niño A Sus Padres!!

1738
Print Friendly

Reflexiones Cristianas

carta-de-un-nino
Dios te Pedirá cuentas de tus Hijos!!

Papás cuando era mas pequeño sentía que todo lo podía,  no tenia miedo de nada y era feliz, pero ahora ya nada es igual.

Tengo miedo de las cosas, soy un niño sin confianza  pienso que no todo lo puedo lograr, mi confianza ya no es la misma y aunque sea pequeño y solo tenga 10 años siento que estoy perdiendo el sentido de la vida.

Mi corazón esta confundido, porque mi amor hacia ustedes no ha cambiado pero siento que me están convirtiendo en algo que desconozco.. Papi, mami, antes me decían:

Hijo eres inteligente!, siempre lograrás todo.

Me decían que me parecía mucho a papa cuando estaba pequeño pero ahora siento miedo porque solo escucho cosas fea y ahora no se quien es papa si es una persona mala o buena porque en la escuela nos enseñan que nosotros somo iguales a nuestros padres, me da miedo escucharles decir:

  • No puedes hacer nada bien!
  • Ojalá te parecieras más a tu hermano!
  • Eres gordo, feo, tonto!
  • Me avergüenzas siempre en todo!
  • Ojalá nunca hubieras nacido!
  • Me tienes harta, ya no te quiero!
  • No llores, no es para tanto!

Todo esto me da miedo porque siento que “lucho contra una maldición” , trato de hacer todo bien pero me sale mal.

La mama de mi amigo un día nos dijo que “Dios cambia a las personas” y que los padres tuvieran o no conocimiento de Dios podían “maldecir nuestra vida” con lo que nos decían..

Ya comencé a orar por ustedes para que me amen más, para recibir su bendición. Ya pronto seré un adolescente y no quiero fracasar en nada quiero ser como mi papa, como de pequeño sabio, esforzado, valiente y todo le sale bien.

Los quiero mucho yo se que Dios nos ayudará!

Esta es una historia que se repite una y otra vez en la vida de muchos niños, adolescentes y jóvenes, seamos padres esforzado ellos son el reflejo de lo que verdaderamente somos como padres, si queremos hombres y mujeres responsables en el futuro debemos bendecirles y criarlos con amor y instruirlos en la palabra!

¡Dios nos pedirá cuenta por Nuestros Hijos!

Deja tus comentarios sobre esta Reflexión